CrossCode es un juego ambicioso, mas sus incontables partes carecen de cohesión.

Ha sido un largo camino a fin de que CrossCode por último llegue a las consolas. El RPG de dieciseis bits que retorna empezó su vida como una demostración tecnológica extensamente ovacionada en dos mil doce, se favoreció de una campaña Indiegogo de dos mil quince con fondos excesivos y después llegó a Steam en dos mil dieciocho. Un par de años después, es bastante difícil no sentir que toda esta ventaja se ha transformado en CrossCode demasiado ambicioso y complicado, aun para jugadores de género veteranos. Mientras que navegaba en mi vigésima hora y aún trataba de no adivinar mi estrategia inestable por la enorme cantidad de estadísticas que se pueden personalizar y amontonar, el juego todavía ofrecía tutoriales y lanzaba nuevas atracciones. CrossCode es mucho juego para comprender, y uno cuyas pantallas de menú y tutoriales expansivos asimismo sirven como una guía de estrategia mecánicamente mandona que no se puede eliminar ni tan siquiera para empezar a continuar sus señales. Jugar CrossCode puede ser un tanto como ir de viaje por carretera sin GPS: cada pocos quilómetros debes detenerte y desplegar un grande atlas de carreteras.

CrossCode, en esencia, no es un homenaje hueco de estilo retro a títulos de Super Nintendo como Secret of Emana de mil novecientos noventa y tres y Chrono Trigger de mil novecientos noventa y cinco. En cambio, es más una continuación de una parte de su tradición de explorar mundos masivos llenos de misiones secundarias. , rompecabezas, personajes coloridos y equipo coleccionable, todo mientras que se fundamenta en sus contemporáneos más espinosos y tácticos. La inclinación de CrossCode por esta era de juegos de rol de acción es clara desde el principio: la pantalla del menú de apertura y las secuencias de introducción marcan el tono con un piano quejica, campanas y un sonido chiptune que exuda una banda que no estaría fuera de sitio en una de esas «lofi beats para relajarse / estudiar» en las listas de reproducción de YouTube que se inclinan más cara la añoranza. El estilo pixel art va de la mano con todo eso.

No se proporcionó leyenda

Galería de imágenes 1

Galería de imágenes 2

Galería de fotos 3

Galería de fotos 4

Galería de fotos 5

Galería de fotos 6

Galería de fotos 7

Galería de fotos 8

Galería de imágenes 9

Lo precedente contrasta con fuerza con el juego que tiene sitio en un MMORPG falso moderno llamado CrossWorlds. En resumen, CrossCode es un juego para un solo jugador ambientado en un MMO en el juego donde otros personajes charlan y se comportan como otros jugadores o bien como NPC. Es un planeta lleno de gremios, angustias y otros personajes que atraviesan el camino, demasiado ocupados estudiando y subiendo de nivel para quedarse quietos y charlar contigo. Y de la misma manera que en un MMO real, otros jugadores con los que te halles hablarán y charlarán sobre sus vidas, y te informarán correctamente cuando sienta que han estado jugando a lo largo de demasiado tiempo y precisan cerrar la sesión. ruptura.

Hay una capa en la historia de arriba y una que se distancia es que tu personaje, Lea, no es quien semeja ser. Un hombre llamado Sergey Asimov le afirma a Lea que debe jugar CrossWorlds para saber más sobre sí, y ​​una vez que empiezas a jugar, la nota clave de CrossCode es más con frecuencia metacomentarios y gracietas sobre ellos. Los MMO y sus jugadores en vez de dar sentido a las tramas y tramas que apuntan a lo que verdaderamente pasa.

Por verdaderos que sean estos rechistes y críticas en el juego, desafortunadamente prosiguen un legado de juegos que confunden la autoconciencia de los tropos con una licencia para salirse con la suya al incorporarlos. No es que haya algo intrínsecamente incorrecto con los tropos en sí, mas CrossCode presenta reiteradamente personajes que puedes oír quejándose sobre aspectos de CrossWorld por los que merece la pena lamentarse. Le résultat n’est pas tout à fait des questions provocatrices de style Westworld sur la nature de l’existence, mais télégraphie plutôt un développeur de jeux qui s’excuse sur des aspects ou des morceaux entiers d’un jeu qu’il attend pleinement gente.

Al principio, otro personaje encomiará el combate del juego, mas exclamará: «Los rompecabezas, por otra parte … en ocasiones es solo una espina en el costado, ¿no crees? En especial en estas mazmorras». Es bastante difícil no estar conforme. Mas sería injusto decir que no fuimos advertidos: Curiosamente, Indiegogo del juego anunció hace 5 años que «la esencia de CrossCode es lanzar bolas a todo». De nuevo, es bastante difícil no estar conforme.

Estas balas entran en juego en combate como proyectiles, mas son esenciales para los muchos, muchos acertijos que vendrán: las mazmorras hacen que esto sea todavía más difícil al crear ciertas facetas del rompecabezas con temática de elementos: precisarás el poder de la llama para conseguir mediante la mazmorra de hielo, por poner un ejemplo, mas solo lo vas a saber en el momento en que estés bloqueado, soportando por bastante más tiempo. que jamás creyó que debía atravesar múltiples niveles de una mazmorra, solo para conseguir un nuevo poder que debe aprovechar de manera instantánea para manipular los elementos del rompecabezas.

No se proporcionó leyenda

Exponer ese lado elemental a todo, si bien es familiar para los juegos de rol generalmente, puede hacer que el progreso sea incierto y confuso, en especial dada la amplitud de CrossCode y la frecuencia con la que te hallarás combatiendo contra oponentes. Que tienen una debilidad de elemento obvia mas no tienen idea de dónde para hallar el arma precisa para avanzar más a su alcance. Ya antes de empezar a jugar, aparece una advertencia de que CrossCode fue «desarrollado con un reto en psique para el combate y los acertijos», y, vaya, no estaban bromeando. La cantidad de rompecabezas es equiparable a los santuarios en The Legend of Zelda: Breath of the Wild, mas en contraste a estos rompecabezas, estos no son opcionales.

De alguna forma, si bien CrossCode meridianamente muestra su cariño por juegos como Secret of Emana en sus fundas digitales, crea una expectativa parcial sobre lo que verdaderamente es el juego. Sí, hay combate y nivelación. Mas en muchos sentidos, CrossCode se semeja considerablemente más al nuevo rastreador de mazmorras de arriba cara abajo inspirado en el pinball, Creature in the Well. Las mazmorras de CrossCode están llenas de acertijos, de la misma manera que su mapa del mundo: casi todas las pantallas que atraviesas asimismo poseen cuando menos uno o bien 2 acertijos. Los acertijos de Overworld deben ver más con hallar formas indirectas de saltar desde una repisa del piso de arriba para hallar un cofre, solo para descubrir que la solución empieza 2 pantallas cara atrás y el cofre está cerrado con una llave que no tienes. y no tengo ni la más remota idea de dónde localizarlo. Estos acertijos están en un segundo plano, ahí a fin de que los aprecies y resuelvas si te apetece, salvo en los instantes en que sean requeridos. Aquellos con poca paciencia para el combate o bien los rompecabezas pueden respirar un pequeño suspiro de alivio: la pantalla de opciones presenta controles deslizantes de complejidad para mudar el daño del contrincante, la tasa de ataque del contrincante y la velocidad del contrincante. El énfasis está en lo «ligero» por el hecho de que, aunque estos controles deslizantes pueden hacer que sea más simple ganar riñas de jefes bastante difíciles y solucionar acertijos, no son una solución rápida; todavía deberás inferir sus estrategias ganadoras de ellos.

Afortunadamente, como afirman las recensiones de juegos mentadas previamente, el combate es fuerte y la pasmosa cantidad de árboles de habilidades que puedes desbloquear y también invertir solo lo hace más profundo. Hay una curva de aprendizaje a la que amoldarse, mas ocasionalmente te habituarás (más mediante prueba y fallo paciente que cualquier otra cosa) a lanzar bolas para ataques a distancia, cuerpo a cuerpo para ataques cuerpo a cuerpo, oponentes próximos, correr para sortear ataques, resguardarse para bloquear, y malabares: las estrategias de elementos sobre la marcha únicas de cada individuo. Aunque este es un juego de rol de acción de arriba cara abajo, CrossCode con frecuencia puede sentirse tal y como si estuviese jugando un juego de lucha de combate, en especial cuando desbloquea ciertas habilidades en lo profundo de los árboles de habilidades. Este no es un juego en el que solo puedas presionar botones a lo largo del combate. Para subsistir, debes transformarte en un especialista en parar y sortear en el instante conveniente. Y debido a que el juego tiene ciento veinte géneros de oponentes y más de treinta jefes, no debes depender de la memoria muscular para sobrevivir; cada uno de ellos tiene su comportamiento y requiere su estrategia única. Todo esto se agudiza todavía más por el hecho de que cada uno de ellos de los poderes elementales son alcanzables en todo instante.

No se proporcionó leyenda

El combate es todavía más complejo con un sistema de clasificación: cuanto más luches y mates oponentes sin detenerte, más va a aumentar tu clasificación, lo que aumenta la probabilidad de que los oponentes suelten objetos extraños. Y aunque puedes aprovisionarte de artículos de sanación, el sistema de rango de combate te recompensa por correr mayores peligros por el hecho de que cuanto mayor sea tu calificación, más curarás de forma automática a lo largo del tiempo de reutilización. Confiar en este sistema de sanación te deja aprovisionarte de artículos que no sean de sanación y participar en el sistema de cambie de la Tienda de artículos del juego. Aunque solo puedes adquirir artículos, CrossCode ofrece un enorme ahorro en el juego. Donde puedes intercambiar artículos por otros artículos para crear una compilación de productos que, con suerte, se volverán valiosos en el futuro, lo que le dejará intercambiarlos por algo que verdaderamente podría emplear. Mas, honestamente, el sistema de cambie es complejo. Salvo que sepa para qué exactamente está ahorrando, distorsiona qué transacciones individuales se sumarán y por qué razón merecen la pena. La mayor parte de las veces, me sentí más inclinado a navegar a mi forma con el equipo que podía hallar, además de esos muchos escaparates con mercancía limitada que salpican el país.

Hay una vacilación afín que he sentido en las más de cien misiones secundarias y retos que hallarás. Acabarás haciendo algo de forma orgánica, por poner un ejemplo, matando a una cierta cantidad de oponentes en un área o bien consiguiendo una cierta cantidad de elementos. Mas debido al extenso mapa del juego y al enorme conjunto de personajes que vas a conocer, buena suerte al rememorar quién te dio la misión primeramente y a qué lugar ir para recoger tu recompensa. Pese a las numerosas pantallas de tutoriales del juego, se te puede disculpar que ni tan siquiera te percates de que hay un mapa en el juego, si bien su utilidad es controvertible, en especial conforme te adentras cada vez más en el juego.

Al igual que Owlboy y los incoformistas ya antes que , CrossCode es el último de una larga lista de obras de amor más largas que brotan con distintos grados de …

Donde descargar Código cruzado

RebajasTOP. 1
Share This