Dado que Ooblets está en Early Access, su historia acaba desde el comienzo, mas lo que está en el juego es bastante bueno.

Nota del editor: esta revisión califica a Ooblets conforme su estado de acceso temprano. Planeamos comprobar Ooblets cuando tenga una versión completa.

Ooblets es un pequeño y cautivador juego, que aparece justo después de la puesta en marcha. Te recibe con una pantalla de carga que te deja saber que el juego se está tomando el tiempo para ‘eliminar las críticas negativas’ y ‘hacerte esperar’ ya antes de explotar con un ataque de colores refulgentes y una admirable banda sonora en la que verdaderamente puedes gozar. Vi con mis ojos lo que este juego puede hacer a la gente: mi compañero de cuarto late al ritmo toda vez que pasa por mi puerta mientras que juego. Me reiría de él si no me sorprendiera haciendo precisamente lo mismo.

Ooblets conserva su humor irónico y visuales en todo instante. La atractiva banda sonora tampoco se suelta jamás, estableciendo de manera firme a Ooblets como otro de esos relajantes juegos de simulación de la vida que probablemente me van a llevar una vergonzosa cantidad de horas de mi vida cuando esto concluya conmigo. No está encerrado dentro a lo largo de la cuarentena conmigo; Estoy muy encerrado por la parte interior con esto. Eso no desea decir que el juego no tenga sus inconvenientes, me he encontrado con más de uno en mis quince horas con él, mas efectivamente hay un buen bucle de juego acá.

No se proporcionó leyenda

Galería de imágenes 1

Galería de imágenes 2

Galería de fotos 3

Galería de fotos 4

Galería de fotos 5

Galería de fotos 6

Galería de fotos 7

Galería de fotos 8

Galería de imágenes 9

Galería de fotos 10

De buenas a primeras, Ooblets no se hace mucho favor, puesto que el autor de personajes del juego no es muy diverso. No hay opciones para mudar los rasgos faciales, mi personaje sencillamente semeja una persona blanca con piel obscura, y las opciones de pelo son exageradamente limitadas. Por lo menos puedes desbloquear ciertos peinados nuevos, mas es extraño que todas y cada una de las opciones que generalmente asocias con las personas de color (como una bufanda afro o bien un sari) deban comprarse con la moneda del juego, y seguramente no lo vas a hacer. tenga suficiente para hacerlo a lo largo de los primeros días. Entonces, si eres una persona de color y deseas que tu personaje se parezca a ti, solo deberás hacer el papel de una persona blanca de piel obscura hasta el momento en que puedas recoger suficiente dinero para lograr el pelo que se semeja a ti. Es desgarrador ver al autor del personaje original separarse de las personas de color. Je suis heureux que les options soient au moins là, mais c’est un sentiment de joie creux de voir que le jeu demanda que je paie pour apparaître comme moi, alors que la plupart des joueurs blancs seront probablement en mesure de capturer leur ressemblance dès la partida.

Sin embargo, tras esta decepción inicial, aprecié lo que Ooblets tiene para ofrecer. Ooblets se divide en 3 ciclos de juego principales: Batallas de baile, Administración de granjas y casas y Misiones. Los 3 viran en torno a los titulares. Los Ooblets (como en las criaturas) son pequeños seres sensibles a los que les chifla danzar. Ciertos están basados ​​en plantas, al tiempo que otros son más robóticos, y muchos están inspirados en animales reales. El juego jamás establece verdaderamente qué son o bien de dónde vienen; como los Pokémon en los juegos de Pokémon, los Ooblets son solo criaturas que se producen en el planeta de Ooblets.

Recibes un ooblet al principio de tu aventura y lo empleas (así como el resto que cultivas en tu granja; lo vamos a ver más adelante) en batallas de baile basadas en las cartas de Ooblets. Ooblets Fight es un sistema muy alcanzable que es prácticamente graciosamente simple al comienzo. Las batallas de baile son considerablemente más amenas cuando tus ooblets suben de nivel y desbloquean nuevas cartas, puesto que los ooblets salvajes y tus compañeros adiestradores de ooblets empezarán a perseguirte con un tanto más de agresión cuando te vuelvas más fuerte. Esto, por su parte, te anima a ser un tanto más estratégico en los ooblets que sostienes en tu equipo y las cartas que empleas en la batalla. No obstante, jamás es suficientemente bastante difícil agobiarse y en quince horas de juego solo he perdido una vez.

En Ooblets, siempre y en todo momento vas a tener exactamente la misma compilación de cartas generales que son esenciales para ganar. Estas son cartas que siempre y en todo momento están en tu mazo, con independencia de qué ooblets escojas tener en tu equipo. Como las riñas son riñas de baile, compites jugando a las cartas que hacen que tus ooblets efectúen diferentes movimientos de baile. Estos bailes pueden tener múltiples efectos diferentes, como acrecentar tu puntuación general, hurtarle puntos a tu contrincante, acrecentar la cantidad de cartas que puedes jugar por turno o bien confundir a tu oponente y hacer que salte en su turno. La fuerza de estas cartas depende de la exageración y la conmoción: la primera aumenta su efecto general y la segunda lo reduce, y las dos se pueden ajustar con determinadas cartas. Puesto que solo tienes una cierta cantidad de poder para gastar en todos y cada turno, y diferentes cartas tienen niveles diferentes de poder, debes estimar si quieres acrecentar tu puntaje, bajar el nivel de tu contrincante, subir de nivel, nerfear a tu oponente o bien una combinación de estos. 4 estrategias. Es un interesante sistema de peligro contra recompensa cuando las batallas empiezan a volverse más bastante difíciles, en especial cuando entran en juego las habilidades únicas de construcción de mazos de cada ooblet.

No se proporcionó leyenda

Como cada ooblet añade una pluralidad diferente de cartas concretas a tu mazo general, hay un nivel de estrategia bienvenido tratándose de los ooblets que emparejas entre sí en la batalla. Conforme empecé a aprender lo que traía cada ooblet, mis estrategias evolucionaron satisfactoriamente para ser más eficaces. Me agradó en especial emparejar mi ooblet de arranque robótico, Sidekey (al que llamé Klefki sin motivo distinguible) con un ooblet similar a un árbol que adquirí, Lumpstump (al que llamé Phantump, mas , eso es inteligente). Los acompañantes pueden adquirir tarjetas que son útiles para asistir a los compañeros de equipo a utilizar sus tarjetas múltiples veces, y conforme los Lumpsumps suben de nivel, consiguen tarjetas que aumentan exponencialmente la cantidad de puntos que puede ganar.en un turno, cuanto más con frecuencia las use. Los 2 son una combinación poderosa, y los mezclo en mi mazo con cada riña que requiere que use por lo menos 2 ooblets.

Pero Ooblets es más que batallas de baile. La agricultura y la administración de la casa son las áreas en las que el juego verdaderamente se fundamenta en su ritmo relajado de verificación de labores. Cuando empiezas con Ooblets, tu hogar es una choza decadente en un campo lleno de malezas, árboles caídos y rocas. Con suficientes recursos, puede organizar su espacio, expandirlo y llenarlo con muebles, papeles pintados y pisos nuevos. Asimismo puede transformar su campo de aspecto miserable en una granja en pleno funcionamiento. Al comienzo, todo cuanto puede hacer es adecentar su jardín, plantar semillas y levantar una regadera de un grifo próximo. Mas al adquirir sus planos y hallar los materiales para realizarlos, puede edificar diferentes géneros de aspersores para sostener sus cultivos hidratados de forma automática. Asimismo puedes edificar pequeñas jaulas para todos tus excedentes que no emplees en tu conjunto, y las criaturas te agradecerán por edificarles casas cuidando tu granja mientras que estás fuera.

Es una relación bella y simbiótica, así sea que estés combatiendo o bien cultivando, aún estás medrando.

Mejorar su hogar y su granja es un proceso lento. Tu personaje tiene una cantidad limitada de energía al día de juego, que gasta en hacer cosas, así sea limpiando matorrales o bien plantando semillas. Puede recobrar algo de energía tomando una siesta, mas está desaprovechando horas hermosas en su día al hacerlo. Es considerablemente más eficaz comer postres o bien tomar café, lo que seguramente no va a poder hacer al principio de su juego por el hecho de que sencillamente no va a tener los recursos para realizarlos. Pasé una gran parte de mis primeros días de juego en batallas de baile de ooblet en vez de en la agricultura por el hecho de que adecentar algo tan pequeño como un espacio de 3 por 3, fertilizar las 9 parcelas, plantar las 9 semillas y regar cada una prácticamente dejaría a mi personaje exhausto. . Es una forma frustrante de iniciar, y no culparía a absolutamente nadie por faltarle la tozudez para superar ese bache inicial. Mas limpiarlo es una recompensa exageradamente satisfactoria: en ocasiones dejo de jugar solo para poder ver mi granja prácticamente independiente en la auto-lisonja, pese a que es el duro trabajo de mi trabajo no retribuido lo que me hace ganar cientos, en ocasiones miles al día.

Existe una conexión entre las batallas de baile y la agricultura. Derrotar a un ooblet salvaje en batalla te deja solicitar su semilla, que dichosamente va a tirar un pedo en tu mano. Entonces, trae esa semilla a su granja para hacer medrar el ooblet que derrotó, lo que le deja añadirla a su equipo o bien hacer que funcione en su granja. De esta manera, los 2 sistemas se nutren entre sí. Ganar riñas te deja acrecentar tu escuadrón y transformarte en un mejor labrador, y desarrollar nuevos asociados desbloquea nuevas estrategias de combate para ti. Es una relación bella y simbiótica, así sea que estés combatiendo o bien cultivando, aún estás medrando. Desafortunadamente, no se puede decir lo mismo del tercer ciclo de juego de Ooblet, las Misiones.

No se proporcionó leyenda

Las misiones son donde hallarás la historia finísima de Ooblets. Como la nueva cara de la urbe, te ofreces como voluntario para asistir al regidor con diferentes labores a cambio de tu cobertizo y granja iniciales. La mayor parte requiere que recojas un recurso concreto o bien que elabore algunos géneros de comestibles. Como la agricultura, es un trabajo repetitivo. Mas en contraste a la agricultura, hay poca satisfacción en hacer su trabajo. Completa las 4 cosas que el regidor te asignó para esa semana y desbloquearás más trabajo. La única recompensa substancial que consigues es llenar la misión para arreglar el globo aerostático de Gimble, puesto que desbloquea una nueva área a la que puedes viajar. Esta busca asimismo desbloquea una parte de una línea de busca primordial para Ooblets, que implica arreglar todas y cada una de las torres Oobnet cerca de la isla para regresar a conectarse a Internet.

Puedo estimar a un regidor que desea una buena conexión Wi-Fi para su gente, mas el juego no da una razón muy contundente para proseguir con su misión. Sencillamente no hay substancia en esta historia. Y para llenar estas misiones, el …

Descargar Obletas

TOP. 1
Share This