Superliminal es un juego de rompecabezas basado en la perspectiva que es al unísono increíble y entrañable.

En dos mil veinte, dormir bien de noche es más bastante difícil que jamás. Con el planeta en desorden mientras que una pandemia amenaza nuestra seguridad y bienestar, sé que no soy el único que ve un incremento en las pesadillas, incluyendo los sueños de muerte, enfermedad y sofocación general. Superliminal debe ver con los sueños y la lógica de los sueños, y es una suerte de pesadilla en sí, mas es un tipo diferente de lo que he experimentado. Pese a su geometría desconcertante, su lógica extraña y su creciente inquietud, en último término es una experiencia optimista y satisfactoria. Superliminal ofrece un recorrido corto y agradable mediante un subconsciente en crisis, y es un juego siempre y en todo momento inteligente y gratamente estimulante con muchas cosas en su psique virtual.

Juegas como un paciente del Dr. Glenn Pierce, que está en el programa de terapia del sueño de Somnasculpta. Todo el juego tiene sitio en su sueño inducido médicamente mientras que el programa sondea su subconsciente y le solicita que complete una serie de retos para localizar la paz mental y superar los sentimientos de insuficiencia y dudas. No obstante, las cosas van mal rápidamente; das un giro equivocado y te adentras más en un estado de sueño de lo aguardado, y cuanto más avanzas, más se distancia tu ambiente de una realidad identificable. Es tal y como si las cámaras de rompecabezas de Portal se cruzasen con los espacios de ensueño de Inception (y asimismo un toque de Alicia en el país de las maravillas), mas pese a esas claras influencias, Superliminal se siente como algo propio.

No se proporcionó leyenda

Para ejecutar el juego, se te afirma que veas las cosas desde una perspectiva diferente, si bien podría ser más preciso decir que el juego consiste en tomar tus perspectivas existentes y reconceptualizarlas. Todos y cada uno de los acertijos superliminales viran en torno a tu perspectiva en primera persona, y debes descubrir qué elementos de cada ambiente puedes manipular. Mucho de esto implica mudar el tamaño de los objetos mediante una mecánica exageradamente satisfactoria: si mantienes un pequeño bloque cuadrado en un corredor y pones la cruz de forma que el bloque parezca estar lejos, puedes soltarlo … y ahora va. Sea mucho mayor y situado del otro lado del corredor. De la misma forma, si sujeta algo grande en la distancia y mira cara abajo, puede dejar caer lo que ahora es un objeto pequeño en el suelo en frente de .

Es tal y como si las cámaras de rompecabezas de Portal se cruzasen con los espacios de ensueño de Inception (y asimismo un toque de Alicia en el país de las maravillas), mas pese a esas claras influencias, Superliminal se siente como algo propio.

Es algo excelente, y es un Superliminal que brota mucho. En verdad, demasiados acertijos en Superliminal implican mantener objetos pequeños sobre la cabeza a fin de que miren cara otro lado y después dejarlos caer varias veces conforme medran. Mas pese a ciertas reiteraciones, el juego está lejos de ser un pony de un solo truco, e inclusive en la manera en que las cosas medran y se encogen, hay algo de pluralidad. Explicar los mejores acertijos del juego con tanta precisión arruinaría la alegría de descubrir sus soluciones, mas ha habido ocasiones en las que he eliminado inopinadamente objetos del fondo o bien he descubierto secretos ocultos en objetos pequeños. Tras ampliarlos, o bien la cámara me engañó. en opinar en un objeto que no estaba allá.

A lo largo del juego, hallé objetos que aparecían sin cesar cuando procuraba interaccionar con ellos, o bien que solo aparecían si miraba una habitación desde determinado ángulo. Me agradaron los laberintos con soluciones abstractas y gocé de ciertos usos inteligentes de la recursividad que serían bastante difíciles de explicar apropiadamente con palabras. La bolsa de trucos del juego es pasmante y, si bien las ideas se van a repetir, puedes aguardar sorpresas en todo instante. Superliminal es grande en ilusiones, desde trucos de perspectiva forzados que hacen que las pinturas 2D parezcan 3D hasta falsas vistas distantes que se ven muy, muy diferentes de los ambientes próximos no euclidianos y los espacios imposibles. De manera frecuente te ves obligado a replantear tu relación con la cámara en primera persona, la manera en que aparecen los objetos en el espacio de la pantalla y si estás confiando demasiado en la lógica del planeta real para solucionar acertijos.

En particular, no tienes un cuerpo en el juego: los espéculos no reflejan nada y no tienes manos o bien piernas reales. Al paso que en otros juegos puede hacerte sentir distraído de tu ambiente, esta desconexión está en el corazón de Superliminal: debes regresar a aprender de qué forma existes en todos y cada espacio. Se ve fabuloso en Switch y marcha bien aun en los casos en que una habitación está repleta de objetos que se pueden manipular. El estilo artístico cambia conforme avanzas en el juego, con ambientes que van desde salas clínicas blancas y naranjas hasta los ambientes más fabulosos que hallas al final, todos los que se ven excelentes.

También hay un simple tirón narrativo conforme caes cada vez más y más de forma profunda en tu estado de sueño. Hay fragmentos delgados de narración plantados a lo largo del juego por el Dr. Pierce y un asistente de IA, mas los ambientes del juego asimismo comunican estupendamente el riesgo en el que se halla tu psique conforme se vuelven más abstractos y estás en áreas que supuestamente no lo son. destinado a su terapia. La historia acaba siendo un tanto temperamental, como cabría aguardar de un juego en el que mirar las cosas desde una perspectiva diferente es la mecánica primordial del juego, mas en último término es eficiente para hacerte sentir tal y como si estuvieses adiestrando. Peso ligero que le diste a tu cerebro cuando lograr los créditos fue bueno para ti.

No se proporcionó leyenda

Galería de imágenes 1

Galería de imágenes 2

Galería de fotos 3

Galería de fotos 4

Galería de fotos 5

Galería de fotos 6

Galería de fotos 7

Galería de fotos 8

Galería de imágenes 9

Galería de fotos 10

Terminé Superliminal en más o menos 2 horas y media, y si bien el ritmo deliberado del juego quiere decir que no desearía que fuera demasiado largo, aún hay secciones que semejan truncadas, ciertas ideas que no se sienten absolutamente exploradas. El juego está dividido en 9 episodios, cada uno de ellos de los que trata con ideas y estéticas tenuemente diferentes, y ciertos de ellos acaban impresionantemente veloz. Esto quiere decir que ciertas ideas semejan infrautilizadas y es bastante difícil no querer que se lleven más allí ciertas mecánicas. No obstante, muestra cuánto gocé de Superliminal que me defraudaría cuando acabó tan temprano. Deseaba ver el fabuloso marco ideal del juego llevado al máximo.

Superliminal es una enorme experiencia de rompecabezas, llena de ideas inteligentes que se efectúan en buena medida. El empleo lúdico del juego de la cámara en primera persona y los ocurrentes acertijos de manipulación de la perspectiva toman los tropos y la mecánica del juego con los que la mayor parte de los jugadores van a estar familiarizados y consiguen algo verdaderamente nuevo de él. Superliminal consigue su claro propósito central: ofrece perspectivas auténticamente nuevas sobre lo que pueden hacer los juegos de rompecabezas en primera persona.

Descargar Superliminal

TOP. 1
Superluminal (English Edition)
Superluminal (English Edition)
McIntyre, Vonda N. (Author)
7,27 EUR
Share This