Saltar al contenido

Apex Legends Mobile llegó demasiado tarde

1647606397 Apex Legends Mobile llego demasiado tarde
RebajasTOP. 1
APEX Legends - 4,350 Coins | Código Origin para PC
APEX Legends - 4,350 Coins | Código Origin para PC
Estas monedas solo se pueden usar a través de Origin.
29,99 EUR

Después de años de anticipación, meses de especulación y semanas de pruebas beta limitadas, Apex Legends prácticamente está aquí: ahora está libre para preinscripción en Play Store (acá) o Apple App Store (acá).

Eso no quiere decir que pueda jugar Apex en su teléfono inteligente todavía: la versión completa va a llegar más adelante en dos mil veintidos.

El juego completo Apex Legends se lanzó hace más de 3 años, en el mes de febrero de dos mil diecinueve, y dada la enorme popularidad de los juegos para dispositivos móviles, el puerto estaba prácticamente garantizado desde el comienzo. Mas mucho ha alterado en 3 años y, desde la perspectiva de este escritor, es demasiado poco, demasiado tarde.

Bloquear tiempo de juego

He estado jugando juegos móviles a lo largo de años, mas fue en los bloqueos de Covid que verdaderamente alcancé mi pico de juegos móviles.

Pasé los primeros meses en un sótano desvencijado mirando mi PS4, mas cuando los monstruos del encierro se aliviaron y decidí regresar a ver el sol, ya no estaba feliz acurrucándome en una sudadera con capucha y jugando No Man’s Sky por horas – no, salí al jardín, me senté bajo las ventanas y ya no consideré precisa la experiencia en consolas.

O, más seguramente, me aburrí de mi PS4, mas no de los juegos.

Empecé a jugar juegos como Call of Duty: Mobile, Rome Total War, XCOM y Tropico en su mayor parte sin parar, todos y cada uno de los puertos de otros juegos, todos excelentes en teléfonos o tabletas. Me sumergí en títulos nuevos como XCOM dos, Northgard, este corredor de Crash Bandicoot y Mechanicus cuando salieron a lo largo del encierro. Me he vuelto enorme en mis juegos móviles, pasando horas todos y cada uno de los días en estos títulos.

(Crédito de la imagen: futuro)

Podría jugar en cama. Juego en el baño. Juego en la cocina. Era el paraíso (bueno, era así en ese entonces, mas mirando cara atrás, poner la vida en espera a lo largo de un par de años para poder pasar cada hora del día mirando las pantallas en exactamente el mismo piso seguramente hizo más daño que bien).

Leyendas del ápice 2020

Tenía una fijación con los juegos de Battle Royale a lo largo de una parte del encierro. Hubo un tiempo en que mi hora de almuerzo era en parte Apex Legends y en parte Warzone, y me volví bueno en los dos.

Creo que esta es la única forma de gozar de los juegos multijugador: jugarlo continuamente. En caso contrario, la habilidad promedio de los juegos aumenta con el tiempo y te hallas en demasiada desventaja cuando retornas tras unos meses de ausencia.

Durante el confinamiento en el R. Unido, estaba muy encantado con Apex Legends Mobile y Call of Duty: Warzone Mobile, dos cosas que en ese instante eran solo cotilleos mas que ahora están confirmadas. Habría devorado las dos cosas si se hubiesen lanzado en dos mil veinte, o aun en la primera mitad de dos mil veintiuno.

Pero esto ya no es el caso.

Salió el sol, salimos

Hubo un instante muy singular a mediados de dos mil veintiuno cuando me percaté de que aunque el Covid no había terminado, debía tratarme tal y como si así fuera. Debía salir de casa tanto como fuera posible, si bien solo fuera para poder ver el sol; Debí regresar a conectarme con amigos con los que había perdido el contacto, aun si solo era en línea; debía mirar cara el futuro en vez de solo mirar las pantallas.

Así que empecé a pasar más tiempo socializando, más tiempo concentrándome en mis pasatiempos creativos, más tiempo haciendo ejercicio. La vida dejó de ser sobre los 3 modos básicos: dormir, trabajar y jugar, y empezó a parecerse a la vida precedente a la pandemia (en lo posible dadas todas y cada una de las reglas sobre salir de la casa).

iPad Pro 12.9

(Crédito de la imagen: futuro)

Los juegos móviles han sido una víctima natural e inmediata de este cambio. Ya no jugaba juegos muy frecuentes de Call of Duty: Mobile, jamás completé mi campaña de Mechanicus e inclusive desinstalé la mayor parte de los juegos a los que, en un instante dado, era adepto.

No fue un cambio intencional. Fue solo un cambio en las circunstancias que significó que mi vida no se trataba solo de juegos, en especial móviles.

Desde que esto sucedió, los juegos móviles ya no son parte de mi rutina diaria: debo obligarme a jugar algunas veces para probar los teléfonos, mas realmente es una parte de mi «instante de prueba», no algo que hago para relajarme.

Apex Legends móvil en 2022

Hace un par de años, el lanzamiento inminente de Apex Legends Mobile me habría vuelto ido de emoción. Mas dado el repunte de mi vida siguiente al confinamiento, la idea de este nuevo título me llena de abulia.

¿Lo voy a jugar cuando salga? No lo sé y, francamente, no me importa. Podría ser un enorme puerto. Puede ser horrible. Estoy convencido de que los desarrolladores han trabajado duro y espero que halle una audiencia cautiva, mas ni tan siquiera estoy suficientemente interesado para estimar si voy a jugarlo.

No puedo ser el único en esta posición: desde el momento en que el planeta reabrió, la vida se ha centrado considerablemente más en las experiencias que existen fuera de los límites de mi hogar. A lo largo de las últimas semanas, he asistido a conciertos de música, bebido en bares extraños y muy elegantes, jugado billar, visto películas que hice en festivales en la pantalla grande con audiencias cautivas.

En medio de todo esto, ¿tengo tiempo para jugar juegos móviles? Seguro. ¿Mas tengo el gusto? No. Apex Legends Mobile habría sido un éxito de bloqueo, mas en dos mil veintidos está acá demasiado, demasiado tarde.

Share This