El papel de la informatica en la era de la
El auge del mundo conectado a Internet en las últimas décadas ha traído muchos beneficios. Pero esta conectividad también puede representar una amenaza. Los piratas informáticos regularmente aprovechan los dispositivos conectados para causar estragos, robar información valiosa o incluso retener a compañías y gobiernos como rehenes.

Mantener el mundo digital seguro a medida que la cantidad de dispositivos continúa creciendo significa combatir estas amenazas digitales con ciberseguridad. En esta guía, explicaremos qué es la ciberseguridad y por qué es importante, así como los diferentes tipos de ciberseguridad y ciberamenazas.

¿Qué es la ciberseguridad?

En términos generales, la ciberseguridad es el conjunto de prácticas y herramientas que las personas, «el personal de TIÇ». Los gobiernos utilizan para proteger la información y los dispositivos de los atacantes. En última instancia, el objetivo de la ciberseguridad es garantizar la integridad, la confidencialidad y la disponibilidad de la información digital. Los usuarios autorizados deben poder acceder a los archivos que lo soliciten, pero nadie debe tener acceso a ellos.

No existe una práctica o software único que constituya una estrategia de ciberseguridad. La seguridad cibernética implica más bien el despliegue de herramientas de seguridad digital pasivas y activas en varios niveles, así como el monitoreo constante de nuevas amenazas en línea. Por ejemplo, la red informática de una empresa puede protegerse simultáneamente mediante un software antivirus, un sistema de autenticación para limitar el acceso y un equipo de profesionales de TI que supervisan constantemente la red. Tener una seguridad cibernética sólida significa no solo poder detener el malware conocido y otros ataques en línea, sino también detectar nuevos virus y piratear esfuerzos y evitar que tengan éxito.

Además, la protección de dispositivos y redes de actores maliciosos requiere que las personas, los dispositivos y las redes sean resistentes a los ataques. Por ejemplo, mantener una copia de seguridad fuera de línea de los archivos puede no detener directamente un ataque cibernético, pero puede limitar el daño potencial de un ataque exitoso.

¿Por qué es importante la ciberseguridad?

Es difícil exagerar la importancia de la ciberseguridad en el mundo altamente conectado de hoy. Ginni Rommitty, CEO de IBM, llama al cibercrimen la mayor amenaza moderna para todas las empresas del mundo. Según algunas estimaciones, las empresas pierden más de 400 mil millones de euros en valor cada año por hacks exitosos. Cada ataque pone en riesgo los datos, reduce la productividad, daña la reputación de una empresa y potencialmente expone secretos comerciales.

Los ataques cibernéticos tampoco se limitan a las empresas. El malware no cruza las fronteras internacionales y no hace una distinción entre la computadora de un CEO y la suya. Alrededor de 44 registros de datos (nombres de usuario, contraseñas, información financiera) son robados cada segundo de cada día. Estos datos se pueden usar para robar las identidades de las personas y lo que es peor.

La ciberseguridad es la única forma en que las personas, las empresas y los gobiernos pueden protegerse contra la pérdida de datos valiosos o el robo por parte de un actor malicioso.

Tipos de ciberseguridad

En el vasto campo de la ciberseguridad, existen muchas subdisciplinas diferentes que se centran en amenazas específicas o tipos de arquitectura digital:

Este es el tipo de ciberseguridad con el que la mayoría de las personas está familiarizada. Esto implica proteger los nombres de usuario y las contraseñas a través de sistemas como la autenticación de dos factores y la caducidad programada de la contraseña. Si alguna vez usó un administrador de contraseñas, este es un tipo de seguridad de red.

La seguridad de las aplicaciones está en gran parte detrás de escena, antes de que el software se haga público. Este tipo de ciberseguridad está diseñado para garantizar que un programa no contenga vulnerabilidades que un atacante pueda explotar. Por ejemplo, el software se puede construir con un firewall que evita que se conecte a un servidor no deseado, incluso si el código del software está pirateado.

La seguridad de la información es la disciplina de ciberseguridad que tiene como objetivo proteger los archivos. Esto puede incluir herramientas de cifrado que evitan que los archivos se lean incluso si son robados, así como protocolos de autorización que evitan que los piratas informáticos eliminen o cifren archivos.

Aquí es donde proteger el mundo digital significa proteger el mundo físico. La seguridad de la infraestructura crítica se centra en los sistemas informáticos conectados a Internet que controlan las máquinas físicas, como los generadores que alimentan la red eléctrica. Una prueba de 2007 demostró por primera vez que la red eléctrica y otras infraestructuras podrían verse afectadas por los ciberataques. Más recientemente, los ataques cibernéticos han cuestionado el funcionamiento normal de la red eléctrica en los Estados Unidos y el Reino Unido.

Una estrategia de ciberseguridad solo puede tener éxito si los usuarios individuales de computadoras y redes hacen su parte. Esto significa crear contraseñas seguras y cambiarlas con frecuencia, reconocer y evitar correos electrónicos y sitios web fraudulentos. Educar a los usuarios finales sobre las mejores prácticas y alentarlos a informar sospechas de ataques es clave para desarrollar una estrategia de ciberseguridad resistente.

Tipos de ciberamenazas

¿Qué tipos de ataques, en general, está diseñada para detener la ciberseguridad? Las amenazas cibernéticas se dividen en tres categorías distintas:

  • Ataques a la privacidad, diseñados para robar información segura. Puede ser información personal, secretos comerciales o incluso documentos gubernamentales clasificados.
  • Ataques de integridad, también conocidos como fugas. En este caso, la información confidencial es robada y expuesta públicamente, a menudo con el objetivo de socavar la confianza en una empresa o gobierno.
  • Ataques de disponibilidad, cuyo objetivo es evitar que los usuarios accedan a sus propios datos. A menudo, los atacantes exitosos exigen un rescate para liberar los datos. Los datos pueden cifrarse o eliminarse permanentemente si no se paga el rescate.

Ciberseguridad y el futuro

Los expertos en seguridad cibernética y los piratas informáticos se encuentran en una batalla constante en la que las herramientas disponibles para cada parte evolucionan constantemente. La inteligencia artificial, por ejemplo, ya ha cambiado el panorama de la seguridad cibernética al permitir que los desarrolladores de antivirus identifiquen nuevo malware antes de que pueda causar estragos. Mientras tanto, el malware desarrollado por los atacantes es más dañino y se propaga más fácilmente en las redes.

A medida que la conectividad global continúa creciendo, la importancia de la ciberseguridad solo crecerá. Los expertos predicen que el mercado global de ciberseguridad tendrá un valor de 170 mil millones de euros para 2022 y que los gobiernos de todo el mundo están desarrollando capacidades de defensa contra los ataques cibernéticos.

¿Qué puedes hacer para protegerte? Para comenzar, haga una copia de seguridad de sus archivos regularmente e invierta en software antivirus. Tenga cuidado con los correos electrónicos de remitentes desconocidos y aprenda a identificar esquemas de phishing. Sobre todo, recuerde que una buena estrategia de ciberseguridad debe ser multicapa y resistente.

Share This