6JG6FHPQJZD55DJS7FXOM2FUUI

En Austin, sin embargo, los Lambos estuvieron ausentes, reemplazados por McLarens aún más caros. Uno, envuelto en un patrón de cientos de caras de Doge superpuestas, atrajo a una gran multitud cuando su propietaria, la criptoinfluencer Julia Love, lo estacionó frente al Hilton.

Share This