Saltar al contenido

El abanico y el equipo de Y: The Last Man revelan de qué forma la serie actualiza los cómics para dos mil veintiuno

1632011442 El elenco y el equipo de Y The Last Man
TOP. 1
El bueno, el feo y el malo
El bueno, el feo y el malo
Amazon Prime Video (Video on Demand); Lee Van Cleef, Eli Wallach, Clint Eastwood (Actors); Sergio Leone (Director)

Pocas adaptaciones de cómics de acción real han tenido un ciclo de desarrollo tan turbulento como Y: The Last Man. A lo largo de trece años, los estudios han intentado dar la vida a la reverenciada serie de novelas gráficas de Brian K. Vaughan y Pia Guerra en la pantalla grande y pequeña.

Ahora, tras múltiples intentos errados, un programa de T.V. basado en cómics ha reaparecido de sus cenizas, y la adaptación en vivo de Y no solo sirve como un tributo al material original, sino asimismo actualiza la serie de novelas gráficas de veinte años para reflejan los valores sociales de el día de hoy.

Ambientada a causa de una catástrofe global en la que todos y cada uno de los mamíferos con un cromosoma Y murieron enigmáticamente, Y: The Last Man prosigue a Yorick Brown (Ben Schnetzer), el último hombre cisgénero vivo. Acompañado por su compañera Capuchin Ape Esperluette, Yorick viaja mediante un planeta postapocalíptico, cuya población humana femenina, dirigida por la madre de Yorick y la presidente de los E.U., Jennifer Brown (Diane Lane), lucha por restituir la sociedad mientras que llora por sus seres queridos.

Ya antes del lanzamiento del programa, LaComparacion se sentó con la autora Eliza Clark, Schnetzer y el actor Ashley Romans, para discutir el proceso de desarrollo extendido de Y. Asimismo discutimos de qué forma el programa consigue un equilibrio entre honrar el material original y actualizar su historia para la audiencia actual.

Recrea una querida serie de cómics

Ben Schnetzer y Juliana Canfield en el programa de televisión Y: The Last Man

(Crédito de la imagen: Disney Plus)

Y: La adaptación en vivo de The Last Man no fue simple. En el mes de julio de dos mil siete, New Line Cinema adquirió los derechos para desarrollar una película basada en las obras de Vaughan y Guerra. No obstante, la adaptación cinematográfica pasó 7 años en el averno del desarrollo, un periodo en el que 2 directivos, 4 escritores y 3 productores iban y venían, ya antes de ser descartado.

En el mes de octubre de dos mil quince, brotaron informes de que FX estaba desarrollando una serie basada en propiedades. No obstante, la segunda producción de acción real de Y asimismo estuvo infestada de inconvenientes. Los co-showrunners iniciales Michael Green y Aida Mashaka Croal se fueron por diferencias creativas, al paso que Barry Keoghan (Dunkerque, Calm with Horses), que había sido contratado para interpretar a Yorick, se fue por razones no reveladas.

Dependía de Clark reanudar las piezas de la inestable producción televisiva. Mas, como entusiasta de los cómics desde hace bastante tiempo – Clark revela que ha estado «ofuscada con el libro» desde dos mil nueve – la ex- escriba de Animal Kingdom sintió que podía hacer justicia a la historia, los personajes y el planeta de Y.

«Tenía una visión muy concreta de de qué forma deseaba ver el programa», afirma Clark. “Pude reescribir el conduzco y rehacerlo por completo, lo que nos dio una pizarra limpia. Tuve suerte de que FX estuviese encantado con mi versión del hardware y estuviese presto a iniciar nuevamente conmigo. Siento la presion y la responsabilidad [to do justice to the comics], mas sé que me encantaría este programa si fuera entusiasta de los libros, con lo que creo que a la gente le agradará.

Olivia Thrilby como Hero Brown en Y: The Last Man en Disney Plus Star

(Crédito de la imagen: Disney Plus)

Sostener una apariencia de continuidad en la visión de Green, incluyendo el control del abanico original de la serie, asistió a Clark y a su equipo creativo a iniciar. Esto se extendió al empleo de la narración general del material original como base para el trabajo, mas se tomaron ciertas libertades creativas con la trama de Y: The Last Man.

Por una parte, el cataclísmico hecho, que ocurre muy temprano en los cómics, está reservado para los últimos minutos del estreno de la serie. Desde la perspectiva de Clark, trasladar este instante clave al clímax del episodio uno fue vital no solo para crear tensión, sino más bien asimismo para darle a la serie suficiente espacio para presentar a sus diferentes personajes.

«Me agrada la manera en que se desarrolla el acontecimiento en las primeras 5 páginas [of the comics]Clark dijo: «Creo que es fuerte y sencillamente estás implicado. Mas creo que es fundamental saber quiénes son estas personas ya antes de saber en quiénes se transformarán. [after the event]. Es esencial ver dónde están sus lealtades y dónde se encuentran sus puntos ciegos. Si no sabe quiénes son hasta el momento en que suceden las cosas, no es tan ameno verlos mudar drásticamente de formas apasionantes y sorprendentes.

Construyendo relaciones

Ashley Romans interpreta al Agente 355 en Y: The Last Man en Disney Plus Star

(Crédito de la imagen: Disney Plus)

Con grandes franjas de humanidad aniquiladas en unos dolorosos minutos, lo que queda de humanidad se ve forzado a forjar nuevas coaliciones y amistades para subsistir. En el caso de Yorick, su conexión prepandémica con Ampersand, el único otro mamífero macho superviviente, se transforma en la relación clave en su vida conforme la sociedad se derrumba.

Para apresar la intensidad de la relación de Yorick y Ampersand, los showrunners de Y aguardaban emplear un capuchino real a lo largo de la producción. No obstante, una vez que el conjunto de derechos de los animales PETA criticase la resolución de «forzar [monkeys] para aguantar una vida miserable en jaulas y en frente de las cámaras ”durante el primer conduzco del programa, el equipo creativo del programa escogió darle vida a Esperluette utilizando CGI.

Actuar al lado de un espacio vacío podría haberle ocasionado inconvenientes a Schnetzer, quien interpreta a Yorick. Mas, como explica, su experiencia en la película de Warcraft cargada de efectos visuales de dos mil dieciseis lo asistió a amoldarse a tal escenario.

«Me tomó un tiempo habituarme a esta caja de animales vacía que se supone que contiene un mono», afirma Schnetzer. “Debes rememorar que debe haber esta hermosa carga adentro. Mas teníamos cuidadores de animales y adiestradores de monos que me enseñaron a llevar la caja o bien fingir charlar con un animal que no está allá. Volvimos a los conceptos básicos del empleo de la imaginación, mas fue una experiencia verdaderamente amena.

Marin Ireland como se ve en Y: The Last Man en Disney Plus Star

(Crédito de la imagen: Disney Plus Star)

Conforme avanza la historia, Yorick se aproxima a otro de los personajes primordiales de Y: el Agente trescientos cincuenta y cinco. Unidos por las circunstancias, el dueto se embarca en una aventura por todo el planeta para hallar una forma de salvar a la humanidad, con el Agente trescientos cincuenta y cinco encargado de sostener a Yorick a salvo mientras que lo hacen. .

Comandante, ocurrente y racional como es, una gran parte de la historia de fondo del Agente trescientos cincuenta y cinco prosigue siendo un misterio para unas partes de los cómics y, por intermedio, la adaptación televisiva. Para Ashley Romans, quien interpreta al Agente trescientos cincuenta y cinco, la ocasión de suprimir capas de este personaje complejo es lo que la atrajo al personaje primeramente.

«Tiene confianza, tiene los pies en la tierra y tiene fuertes límites», afirma Romans. “Pero me sentí más conectado con sus inseguridades. Jamás revela su nombre real y, tras el acontecimiento, no sabe lo que hace. Todo va precisamente como debería [for Agent 355] hasta este punto, mas entonces debe fingir hasta conseguirlo, pese a estar confundida por todo.

Promover la representación de género

Elliot Fletcher como Sam Jordan en el programa de televisión Y: The Last Man

(Crédito de la imagen: Disney Plus Star)

Y: Los cómics de The Last Man hacen preguntas bastante difíciles sobre la identidad de género y la desigualdad, mas su adaptación televisiva es más profunda. El material fuente examina el sexismo y la misoginia, mas no reta la idea de que la identidad de género puede existir fuera del binario hombre-mujer con gran vigor. Los hombres transgénero se mientan de pasada, mas no se hace solamente para reflejar la gama más extensa de géneros.

En contraste, la serie de Y explora las ramificaciones de sus acontecimientos que cambiaron el planeta en la comunidad LGBTQ +. Como explica Clark, cualquier persona con un cromosoma Y muere, incluyendo las personas transgénero, intersexuales y no binarias, como ciertas mujeres con afecciones como el síndrome de insensibilidad a los andrógenos.

Los supervivientes que se identifican fuera del binario masculino-femenino asimismo se ven perjudicados. La integración de Sam Jordan, un personaje original interpretado por el actor transgénero de la vida real Elliot Fletcher, da una idea de los inconvenientes que las personas LGBTQ + seguramente proseguirían encarando en un planeta postapocalíptico. El acceso a la terapia hormonal y la discriminación son 2 ejemplos.

Para Clark, examinar las implicaciones del desgarrador acontecimiento de Y para la comunidad LGBTQ + se deriva de de qué forma las actitudes sociales han alterado para mejor desde el lanzamiento del primer número del cómic en el mes de septiembre de dos mil dos. Actualice la historia de Y y la construcción del planeta para reflejar este cambio radical, entonces, fue un paso preciso para representar una mayor diversidad de géneros.

«La realidad es que nuestro planeta es diverso en concepto de género y no es igual a los cromosomas», afirma Clark. “Quería reflejar esta diversidad, escapar así binaria de meditar y añadir riqueza y belleza reales a la experiencia humana. Asimismo fue un subproducto del movimiento Me Too y la manera en que pensamos sobre el género y las identidades interseccionales en el mundo entero. Tenía mucha saña que deseaba expresar [in the show], y tengo muchos pensamientos sobre las experiencias de mis seres queridos [regarding sexism and gender identity]. Con lo que deseaba explorar eso en esta adaptación.

No está claro si los personajes trans, intersexuales y no binarios de la adaptación televisiva ocuparán un sitio señalado en la narrativa de la serie. Además de Sam Jordan, los primeros 3 capítulos de Y carecen de representación LGBTQ +, con lo que la serie corre el peligro de parecer simbólica con su cuota de personajes heterogéneos.

Si Y: The Last Man sostiene su promesa de reflejar mejor el planeta que nos circunda, debería retumbar en el público de la forma en que programas afines lo han hecho ya antes. Su historia postapocalíptica ahora es estándar: The Walking Dead, Sweet Tooth de Netflix y otras producciones de T.V. son una prueba de que las historias distópicas todavía no han sido bien recibidas.

Mas Y: The Last Man tiene el potencial de ofrecer un nivel de autenticidad LGBTQ + equiparable a programas como Pose, Queer Eye y Orange is the New Black. Si pone a sus personajes heterogéneos al frente y al centro, en vez de dejarlos de lado, Y: The Last Man puede ser recordado como algo más que una adaptación televisiva postapocalíptica.

Y: The Last Man Capítulos 1-tres ahora están libres para trasmitir en FX en Hulu. El programa se lanzará en Disney + en el R. Unido el veintidos de septiembre, con nuevos capítulos lanzados semana a semana en las dos plataformas.

Share This