Saltar al contenido

El nuevo aspecto de Windows 365 es un sueño para los trabajadores híbridos

1649171180 El nuevo aspecto de Windows 365 es un sueno para
TOP. 1
El bueno, el feo y el malo
El bueno, el feo y el malo
Amazon Prime Video (Video on Demand); Lee Van Cleef, Eli Wallach, Clint Eastwood (Actors); Sergio Leone (Director)

Microsoft ha anunciado una serie de actualizaciones para Windows 365 que permiten a los usuarios cambiar sin problemas entre sus escritorios de Windows 11 locales y basados ​​en la nube.

El servicio de virtualización pronto se beneficiará de cuatro características adicionales: Windows 365 Boot, Windows 365 App, Windows 365 Switch y Windows 365 Offline.

En términos generales, las actualizaciones están diseñadas para proporcionar a los usuarios un acceso más fácil a su escritorio en la nube, al tiempo que preservan la funcionalidad en escenarios donde no hay conexión a Internet disponible.

Difuminar los límites

Windows 365 permite a los usuarios transmitir un escritorio de Windows 11 a cualquiera de sus dispositivos, desde cualquier ubicación. El objetivo es abrir una gran cantidad de oportunidades para las empresas, especialmente aquellas que no tienen experiencia en infraestructura de escritorio virtual (VDI), desde el punto de vista del costo, la administración y la productividad.

En lugar de alojar el sistema operativo localmente, Windows 365 transmite aplicaciones, datos y configuraciones desde la nube, convirtiendo efectivamente el dispositivo del usuario en un cliente ligero. La cantidad de almacenamiento y computación disponible depende de la configuración de las doce PC en la nube que les asignó su equipo de TI.

Aunque Microsoft dice que el servicio ha atraído una atención considerable desde su lanzamiento, las últimas actualizaciones ayudarán a refinar la experiencia, reduciendo la fricción cognitiva que implica pasar del sistema operativo local al escritorio de Windows 11 en la nube.

(Crédito de la imagen: Microsoft)

Con Windows 365 Boot, por ejemplo, los usuarios pueden optar por iniciar directamente en su PC en la nube al iniciarse. Además de acelerar el proceso de inicio de sesión del escritorio en la nube, Boot ofrece una serie de beneficios de seguridad, especialmente en escenarios BYOD.

Mientras tanto, la aplicación Windows 365 brinda un fácil acceso al escritorio en la nube desde la barra de tareas de Windows 11, y Windows 365 Switch hace que cambiar entre escritorios sea tan fácil como cambiar entre ventanas normales.

La última incorporación, Windows 365 sin conexión, permitirá a los usuarios acceder a ciertos elementos de su escritorio en la nube cuando no haya una conexión disponible o haya una interrupción del servicio. Sin embargo, Microsoft no ha dicho nada sobre los recursos específicos que estarán disponibles en el modo sin conexión.

Microsoft no proporcionó un cronograma para implementar las nuevas funciones, pero prometió más información pronto.

¿Qué sigue para Windows 365?

L’annonce de Windows 365 fait la une de l’événement Windows Power the Future of Hybrid Work d’aujourd’hui, que Microsoft utilise comme plate-forme pour lancer une variété de mises à niveau conçues pour répondre aux besoins de cette nouvelle ère laboral.

Antes del evento, LaComparacion Pro habló con Wangui McKelvey, gerente general de Microsoft 365, y Aidan Marcus, CVP de Windows Device and App Experience, quienes explicaron la razón de ser de los cambios.

Nos han dicho que Microsoft está buscando formas de borrar las demarcaciones mentales tradicionales que separan lo que sucede a nivel de dispositivo frente a nivel de nube, lo que permite un nivel de flexibilidad que antes no estaba disponible para los trabajadores.

“Nuestros requisitos han cambiado desde hace dos años; la noción de que solo tiene una máquina para conducir diariamente ha cambiado fundamentalmente. Todo sobre cómo trabajamos ha cambiado”, dijo McKelvey.

ventanas 365

(Crédito de la imagen: Microsoft)

«Es importante para nosotros encontrarnos con los clientes donde están y anticiparnos a dónde pensamos que irán».

La ambición no es necesariamente desarrollar un sistema operativo completamente basado en la nube, sino combinar la experiencia para que los usuarios no puedan saber si sus aplicaciones y computación provienen de la nube o de su máquina.

«No se trata de estar limitado a una sola solución local o basada en la nube, se trata de tener la opción entre las dos y habilitar escenarios adicionales», dijo Marcus.

«Pero creamos tanta complejidad con la elección, por lo que es nuestro trabajo habilitar la flexibilidad y proporcionar soluciones listas para usar para los clientes».

Cuando se le preguntó si podríamos ver una versión de Windows 365 centrada en el consumidor en el futuro, dada la flexibilidad y las estructuras de costos que permite el servicio, McKelvey nos sonrió educadamente y se tomó un tiempo para pensar en su respuesta. “Estamos pensando en todas las oportunidades que podemos crear con esta tecnología. Lo dejare ahi.

Share This