Si busca una forma menos frustrante de mudar su cámara entre trípodes, cardanes y controles deslizantes, el nuevo sistema Manfrotto Move está acá para facilitar el proceso de forma frecuente lleno de baches.

Las placas de trípode de liberación veloz para fotógrafos de imágenes fijas son ya bastante comunes y le dejan deslizar la placa madre cara afuera si quiere tomar fotografías con la mano. Mas el inconveniente para los tiradores híbridos, o bien los videógrafos con muchos estabilizadores diferentes, es que los cabezales del trípode de forma frecuente cambian entre cada pieza del kit, lo que complica el cambio entre ellos.

El sistema Manfrotto Move tiene como propósito solucionar este inconveniente con su nuevo “Move Quick Release Catcher”, que realmente es un cabezal universal que se puede acoplar a todo género de equipos, incluidos trípodes y cardanes. Naturalmente, Manfrotto asimismo lanzó ciertos de sus accesorios para el sistema.

El receptor de liberación veloz Move se conecta a la mayor parte de las cámaras, puesto que tiene un conector roscado universal de 3/8 de pulgada y un adaptador de rosca de 1/4 de pulgada. La idea es que tenga múltiples receptores de liberación veloz conectados a su kit de estabilización, lo que quiere decir que puede desplazar velozmente su cámara entre ellos.

Esto quiere decir que puede, por poner un ejemplo, tomar un vídeo estático en un trípode, ya antes de mudar a un control deslizante de la cámara, seguido de un cardán para conseguir tomas fluidas. Para hacer esto, solo precisa virar el X-lock para liberar la placa superior, entonces hacer click en esa placa en otro Move Catcher para bloquearla. Este último pesa doscientos veinte g, mas puede aguantar cargas útiles de hasta veinte kg.

(Crédito de la imagen: Manfrotto)

Aunque puede utilizar el dispositivo Move Quick Release Catcher con el kit existente, Manfrotto asimismo tiene como propósito inspirarlo a actualizar con sus primeros accesorios Move. Estos incluyen el Manfrotto Gimboom, que como su nombre señala es un brazo articulado para cámaras y luces, y el Manfrotto Gimbal 300XM modular.

El mango de control a distancia de este último se puede conectar a la base del Gimboom, lo que le ofrece un alcance de 2 metros con exactamente la misma funcionalidad de cardán. La cabeza del cardán asimismo se puede montar en trípodes y deslizadores, sin dejar de sostener una conexión inalámbrica a la empuñadura, para crear un sistema de disparo de carrera y disparo bastante polivalente.

Puede adquirir el Manfrotto Quick Release Catcher por € noventa y nueve.99 / € noventa y uno y noventa y cinco, al paso que el Manfrotto Gimbal 300XM (€ sesenta y seis mil novecientos noventa y nueve / € sesenta y mil ciento noventa y cinco), Gimboom (€ dieciocho mil novecientos noventa y nueve / € noventa y nueve) y Gim- pod (€ ochenta y nueve y noventa y nueve / € setenta y uno y noventa y cinco) asimismo están todos libre ahora.

Análisis: un nuevo sistema prometedor, si bien costoso, para los profesionales

El Manfrotto Move Gimbal y GimPod con GimBoom

(Crédito de la imagen: Manfrotto)

La idea de un sistema de liberación veloz universal para empuñaduras de cámara no es nueva, mas el sistema Manfrotto Move es el ejemplo más completo que hemos visto hasta el momento.

Evidentemente, no está desarrollado para principiantes que recién están empezando en sus carreras de grabación de vídeos, o bien para aquellos que solo dependen de un género de cabezal de trípode. Mas suena como una configuración polivalente para los cineastas que se mueven con regularidad entre kits como controles deslizantes y cardanes, y están frustrados con la fricción que implica hacerlo.

Seguramente precisará ciertos sensores de liberación veloz (€ noventa y nueve.99 / € noventa y uno y noventa y cinco) para iniciar y eso solo no va a ser económico, y eso es ya antes de mirar los otros accesorios de Manfrotto, como el Gimbal y el Gimboom.

Mas los cineastas pueden localizar que la velocidad y utilidad auxiliares que brinda esta configuración merece la pena, singularmente por el hecho de que el desembolso inicial podría ser un costo único que duraría años si el sistema Manfrotto Move despega.

El rango de movimiento de trescientos sesenta ​​grados del Quick Release Catcher y la capacidad de aguantar cargas útiles de veinte kg asimismo podrían acrecentar su atrayente y abrirlo a otras sumes al sistema en el futuro.

Share This