TOP. 1
New Year's Eve
New Year's Eve
Amazon Prime Video (Video on Demand); Sarah Jessica Parker, Robert De Niro, Halle Berry (Actors)

Cualquiera que se sumerja en el planeta de los vehículos híbridos y eléctricos por vez primera se sorprenderá al descubrir que no todo se trata de electricidad o bien gasolina.

Existen diferentes géneros de vehículos híbridos, normalmente diversificados conforme el tamaño de sus baterías y cuánto tiempo pueden marchar con energía eléctrica pura, si corresponde.

Esta diferencia entonces impulsa la eficacia de comburente de los respectivos automóviles: más baterías significan más energía, con lo que pueden dar más energía eléctrica a las ruedas y dejar que el motor de gasolina tome más tiempo, utilizando menos comburente.

Estos son los modelos de autos de asistencia eléctrica que resulta más probable que vea en una explanada próxima.

1. EV (vehículo eléctrico)

Imagen 1 de cinco

Audi e-tron GT

El Audi y también-tron GT plenamente eléctrico (Crédito de la imagen: Audi) Imagen dos de cinco

Tesla Model S y Model 3 se cargan uno al lado del otro en Tesla Superchargers

Toda la gama de automóviles de Tesla es totalmente eléctrica (Crédito de la imagen: Tesla) Imagen tres de cinco

Kia EV6

El Kia EV6 es uno de los últimos autos plenamente eléctricos (Crédito de la imagen: Kia) Imagen cuatro de cinco

Hyundai Ioniq 5

El Hyundai Ioniq cinco EV tiene paneles solares en su techo (Crédito de la imagen: Hyundai) Imagen cinco de cinco

Renault Zoe

El Renault Zoe es un vehículo eléctrico de bajo costo (Crédito de la imagen: LaComparacion)

El vehículo plenamente eléctrico ni tan siquiera tiene un motor de combustión y no hay sitio donde poner gasolina; en su sitio, tiene una toma de carga que seguramente sea diferente conforme el sitio donde se halle.

En caso contrario, son como otros autos, si bien tienden a ser de tecnología exageradamente alta, con pantallas y botones donde otros autos tendrían diales y palancas de cambio, y un sistema de recolección de energía, un sistema de frenos que retroalimenta la batería.

Aún tienen motores, como es lógico, y ciertos tienen más de uno, mas son motores eléctricos más pequeños que pesan mucho menos que un motor de combustión interna. Las baterías vuelven a poner el peso en su sitio, mas puesto que estas tienden a repartirse por toda la carrocería del vehículo, se consigue una mejor distribución del peso.

Los automóviles eléctricos dependen totalmente de la carga, así sea desde determinado punto de carga conectado a su hogar y conectado a su medidor de electricidad, o bien desde puntos de acceso público en estacionamientos y estaciones de servicio.

Conforme la tecnología mejora, la distancia que los automóviles plenamente eléctricos pueden viajar desde una carga completa aumenta, hasta el punto de que empiezan a competir con lo que los autos a gasolina pueden manejar entre recargas.

Puede localizar automóviles eléctricos asimismo llamados BEV, que son las iniciales de Battery Electric Vehicles.

2. PHEV (vehículo híbrido enchufable)

Imagen 1 de tres

BMW X3 xDrive30e

El BMW X3 xDrive30 es un vehículo híbrido enchufable (Crédito de la imagen: LaComparacion) Imagen dos de tres

El Alfa Romeo Tonale Concept en rojo, en ángulo

El Alfa Romeo Tonale es un PHEV próximo (Crédito de la imagen: Alfa Romeo) Imagen tres de tres

Carga de Volvo XC60

La recarga XC60 de Volvo es uno de los PHEV de la marca (Crédito de la imagen: LaComparacion)

¿Lo mejor de los dos mundos? Puede ser. Estos automóviles tienen una batería bastante grande y un motor de gasolina, como un software de administración que les deja mudar entre los 2 sin inconvenientes, o bien un interruptor que los bloquea en modo plenamente eléctrico.

No obstante, pese al tamaño de la batería, el alcance plenamente eléctrico es exageradamente limitado, cerca de treinta y cinco millas es común. No obstante, tener que llevar un motor de gasolina y su transmisión afecta la autonomía eléctrica, y los híbridos enchufables tienden a ser automóviles más grandes y pesados ​​(si bien el Prius y el Ioniq son del mismo tamaño que sus análogos híbridos).

Cuando se emplea el motor de gasolina, el sistema de batería ayuda, mejorando el ahorro de comburente, como cualquier otro híbrido.

Los híbridos enchufables tienen suficiente autonomía eléctrica para ir y venir de las tiendas, ir a la escuela o bien hacer un viaje corto, con la flexibilidad del motor de gasolina para viajes largos cuando lo desee.

Asimismo tienen exactamente los mismos sistemas de recolección de energía que otros híbridos, con lo que puede recargar esa gran batería cuando frena cuesta abajo o bien en glorietas.

Idealmente, precisará un cargador familiar para un PHEV: aguardar en un estacionamiento mientras que se llena y tomar un desvío para llegar allá no corresponde a su mayor eficacia.

3. Híbrido (asimismo conocido como híbrido «completo», híbrido «paralelo» o bien híbrido de «recarga automática»)

Toyota Prius conduciendo por una carretera rural

El Toyota Prius es tal vez el vehículo híbrido más conocido (Crédito de la imagen: Toyota)

El modelo tradicional, usado desde el lanzamiento del Prius en el país nipón en mil novecientos noventa y siete. Su transmisión híbrida cambia entre eléctrica y gasolina y puede marchar en modo plenamente eléctrico por periodos cortos.

Depende de los sistemas de recolección de energía para restituir su batería, puesto que no hay puerto de carga, de ahí el apodo de «recarga automática», y no precisará instalar un punto de carga. Cargue en su hogar (o bien para emplear los públicos) .

La mayor parte de las veces, el motor eléctrico actúa como una ayuda para el motor de gasolina, lo que quiere decir que debe abrasar menos gasolina, cuesta menos marchar y genera emisiones de escape menos perjudiciales.

Los híbridos como este son una solución ideal para aquellos que desean reducir sus facturas de comburente y su impacto en el medioambiente. Quedan pocas razones para adquirir un vehículo diésel en vez de un híbrido si busca eficacia de comburente.

El quemador de aceite puede tener ventaja en viajes largos por carretera, mas no lo va a ser por un buen tiempo, y muchos fabricantes están suprimiendo los vehículos diésel a favor de los híbridos de gasolina, que generan de forma fiable números de MPG (millas por galón) mucho mejores que sus hermanos de gasolina pura y vencen a los gasoil en series cortas y en números promedio combinados.

4. Híbrido suave

Un Ford Puma gris conduciendo por una ciudad

El Ford Puma está libre como un híbrido ligero (Crédito de la imagen: Ford)

Una nueva categoría que semeja un intento de hacer lo menos posible por la parte de los fabricantes de vehículos obligados a efectuar cambios, un híbrido suave es un vehículo con un motor de gasolina simple y un generador eléctrico en vez del motor de arranque y el alternador.

Esto, conjuntado con una pequeña batería, genera energía para hacer marchar los componentes eléctricos del vehículo, en vez de desviar energía del motor para ellos.

Asimismo ayuda al vehículo a lo largo de la aceleración y facilita el arranque nuevamente cuando el motor se detiene, en el caso de atascarse en el tráfico y cuando está parado, por servirnos de un ejemplo.

Lo que no puede hacer es impulsar el vehículo por sí solo: el motor de gasolina prosigue marchando mientras que el vehículo está en movimiento. No obstante, tiene exactamente las mismas propiedades regenerativas que otros híbridos, recobrando la energía que generalmente se pierde en forma de calor a lo largo del frenado para atestar su batería.

La carencia de dificultad en el sistema asimismo puede hacerlos más económicos de adquirir, y puede conseguirlos con transmisiones manuales si no le agrada estar atrapado con una transmisión automática.

Audi aun fabrica uno con motor diésel. Y si bien su eficacia de comburente no es tan alta como la de otros modelos híbridos, todavía son más económicos de emplear y generan menos emisiones dañinas que los autos que emplean solo un motor de combustión interna.

Share This