Se ha desarrollado una nueva tecnología que transforma ficheros binarios digitales en un abecé genético, acercando el almacenaje de ADN a la realidad.

Estudiosos del Laboratorio Nacional de Los Alamos han creado un nuevo códec que minimiza la tasa de fallo al redactar en el almacenaje molecular, al paso que facilita la resolución de inconvenientes potenciales.

“Nuestro software, el Adaptive ADN Storage Códecs (ADS Codex), traduce los datos de lo que una computadora comprende en lo que comprende la biología”, afirmó Latchesar Ionkov, quien dirige el proyecto. «Es como traducir del inglés al chino, mas más bastante difícil».

El equipo de Los Alamos es una parte del programa más grande de Almacenaje de Información Molecular (MIST). La meta inmediato del proyecto es desarrollar tecnologías de almacenaje de ADN capaces de redactar 1 Terabytes y leer diez Terabytes en veinticuatro horas, a un costo de menos de € uno con cero.

Almacenamiento de ADN

Cuando se resuelvan todos y cada uno de los inconvenientes, el almacenaje de ADN podría suministrar una forma de guardar grandes cantidades de datos a bajo costo, lo que va a ser vital en el futuro próximo conforme la cantidad de datos producidos prosiga medrando.

En comparación con el almacenaje en cinta, que se emplea hoy día con fines del archivo, el ADN es considerablemente más espeso, no se degrada tan veloz y no requiere ningún mantenimiento.

«El ADN ofrece una solución prometedora sobre la cinta, el procedimiento de almacenaje en frío más habitual, que es una tecnología que se remonta a mil novecientos cincuenta y uno», afirmó Bradley Settlemyer, otro estudioso de Los Alamos.

“El almacenaje de ADN podría interrumpir su forma de meditar sobre el almacenaje de ficheros pues la retención de datos es larguísima y la densidad de datos altísima. Puede guardar todo YouTube en su refrigerador, en vez de acres y acres de centros de datos. »

No obstante, Settlemyer asimismo advirtió sobre los diferentes «excelentes obstáculos tecnológicos» que van a deber superarse antes que se pueda materializar el almacenaje de ADN, en una gran parte relacionados con la interoperabilidad de diferentes tecnologías.

El equipo de Los Alamos se centra particularmente en cuestiones relacionadas con la codificación y decodificación de información, puesto que los 0 y 1 binarios se traducen al abecé genético de 4 letras (A, C, G y T) y a la inversa.

Codex ADS está desarrollado para combatir los fallos naturales que ocurren cuando se añaden o bien suprimen accidentariamente valores auxiliares de la serie de letras que componen una secuencia de ADN. Cuando estos datos se vuelven a transformar a binarios, el códec busca anomalías y, si se advierte una, añade y suprime letras de la cadena hasta el momento en que se puedan contrastar los datos.

La versión diez del Codex ADS ya se ha finalizado y pronto se empleará para valorar el desempeño de los sistemas construidos por otros miembros del proyecto MIST.

A través del folleto de almacenaje

Wannan raba
A %d masu rubutun ra'ayin yanar gizo kamar haka: