La PS5 podría ser una consola de gama alta ya cargada con fabulosas exclusivas tan pronto en su vida útil. Mas juegos como Returnal, Horizon Forbidden West y Gran Turismo siete, aunque son increíbles, pueden ocupar el espacio de almacenaje de su PS5 muy velozmente debido al tamaño de fichero exageradamente grande.

Afortunadamente, una actualización de firmware libre poco menos de un año tras el lanzamiento de la PS5 dejó a los dueños del hardware insignia de Sony instalar sus SSD internos para expandir drásticamente el espacio de almacenaje libre en la consola PS5. La desventaja es que asimismo significó tener que eliminar las placas frontales de su PS5 e intimar más con las supones del sistema.

Esto es lo que en un inicio me desalentó al procurar instalar un SSD interno para mi PS5. Soy pesado en el mejor de los casos, así que pensé que seguramente precisaría algo de precisión quirúrgica para instalar de forma exitosa uno de los mejores SSD de PS5 en mi consola, con un movimiento en falso que seguramente colapsaría el sistema por completo.

No debería haber sido tan insolente a este respecto, por el hecho de que después de reunir el coraje para instalar mi SSD interno, descubrí que todo el proceso fue más fácil de lo que había imaginado.

Instalar un SSD de PS5: la aventura completa

(Crédito de la imagen: Samsung)

Legítimamente, la parte más difícil de instalar el SSD PS5 no fue hacer click y asegurarlo en su sitio. Tampoco se trataba de eliminar la tapa del SSD con un destornillador. No, con mucho, la parte más bastante difícil de todo el proceso resultó ser eliminar esas molestas placas frontales de la propia PS5.

Sin embargo, después de pasar unos minutos sintiéndome como Bob Esponja, tratando en balde de levantar la tapa de una botella de kétchup para entrar en el Salty Spitoon, velozmente conseguí deslizar la placa frontal fuera de su sitio, revelando lo que había bajo el capó de la PS5.

Pero a partir de ahí, el resto del proceso fue exquisitamente simple. Todo lo que quedaba era sujetar un destornillador Phillips y destornillar la cubierta protectora debajo de la que se debe instalar el SSD interno.

Tomé mi SSD M.2 compatible, conecté el disipador de calor pasivo incluido y lo encajé de forma cuidadosa en su sitio en la ranura abierta. Entonces, solo tuve que reiterar los pasos precedentes, si bien en orden inverso, hasta que se volvió a poner la placa frontal de la PS5.

Después de regresar a enchufar la PS5 y encenderla, la consola entró de forma automática en un proceso de formateo de SSD exageradamente breve ya antes de regresar al tablero familiar. Y así, tuve un terabyte auxiliar de espacio de almacenaje libre en mi PS5.

Cómo instalar tu SSD de PS5

Si termina de adquirir un SSD PS5 M.2 compatible o busca adquirir uno para pronto, acá hay una breve descripción pasito a pasito de los pasos que va a deber continuar para instalarlo. Además de esto, asegúrese de tener un destornillador Phillips a mano ya antes de iniciar el proceso.

  • Apague su PS5 por completo sosteniendo presionado el botón de encendido a lo largo de unos segundos.
  • Desenchufe la consola y colóquela sobre una superficie plana. La placa frontal con el logo de PS debe mirar cara abajo.
  • Retire la placa frontal superior levantando suavemente el extremo superior con una mano. Con el otro, sosten de manera firme la parte inferior de la PS5 y desliza la placa frontal cara abajo hasta que se suelte.
  • Retire la placa frontal, tome su destornillador Phillips y desatornille la cubierta protectora debajo de la que introducirá su SSD PS5.
  • Desatornilla el pequeño tornillo que hallarás debajo de la tapa protectora. Lo necesitaremos para atornillar el SSD en su sitio más tarde.
  • Asegúrese de que el disipador de calor protector esté de manera firme sujeto a la parte superior de la SSD e insértelo de forma cuidadosa en su sitio. Deberías oír un poco de estruendos cuando hayas hecho esto.
  • Tome el tornillo más pequeño de hace unos pasos y halle la abertura que se sobrepone a la parte trasera de su SSD. Atorníllelo en su sitio para asegurar de manera firme el SSD en la ranura.
  • Ahora repita los procesos al contrario, desde regresar a poner la cubierta protectora hasta regresar a poner la placa frontal en su PS5.
  • Vuelva a conectar su consola a la red eléctrica y enciéndala. Prosiga las instrucciones en pantalla para formatear el SSD y prepararlo para emplearlo con su PS5.

Y con eso, ya prácticamente acabas. Por último, va a deber ir a la configuración de almacenaje en PS5 y escoger manualmente su SSD PS5 como su dispositivo de almacenaje interno preferido, para asegurarse de que sus descargas se guarden en su nuevo SSD en vez del que ya está integrado en la consola.

Como último paso para su calma, puede descargar un juego de su biblioteca al SSD interno, solo para asegurarse de que todo funcione como se espera, lo como debería ocurrir si prosigue los pasos precedentes.

Cómo habilitar ciento veinte Hz en PS5 | Cómo mudar tu nombre de PSN | Cómo deshabilitar activadores adaptativos y retroalimentación háptica | Cómo habilitar el audio 3D de PS5 para altífonos de TV | Cómo actualizar el almacenaje SSD interno de PS5 | Cómo borrar caché en PS5 | Cómo apagar una PS5 | Cómo utilizar un supervisor de PS4 en PS5

Share This