TOP. 1
La La Land
La La Land
Amazon Prime Video (Video on Demand); Emma Stone, Ryan Gosling, J. K. Simmons (Actors); Damien Chazelle (Director) - Damien Chazelle (Writer) - Fred Berger (Producer)


Aunque muchas empresas dependen en buena medida del software de código abierto (OSS) para apresurar sus sacrificios digitales, un nuevo informe de VMware Tanzu sugiere que los gerentes de TI asimismo son siendo conscientes de los peligros inherentes.

Basado en una encuesta a ejecutivos, líderes de equipo y cooperadores de código abierto, el informe señala que el noventa y cinco% de las compañías utilizan software de código abierto en producción, siendo las grandes empresas (más de uno con cero empleados) las más propensas a emplear el código abierto de la comunidad.

Ven muchos beneficios de OSS en la producción, incluidos costos más bajos, más flexibilidad, una enorme comunidad que sirve como soporte, como una productividad mejorada para los desarrolladores.

No obstante, asimismo desconfían de los abundantes peligros de ciberseguridad asociados con el empleo de software de código abierto. Por servirnos de un ejemplo, el empleo de OSS quiere decir que las compañías deben confiar en la comunidad para corregir fallos y vulnerabilidades. La mayor parte de los encuestados (sesenta y tres%) asimismo acepta que no hay garantía de que las vulnerabilidades sean reparadas o bien parcheadas, al tiempo que el cincuenta y cuatro% afirmó que era bastante difícil mantenerse al corriente de las vulnerabilidades del software OSS.

Demasiados cocineros

Además de esto, los entrevistados propusieron inconvenientes relacionados con el embalado de software de código abierto para la producción, como inconvenientes de propiedad. A muchos les resulta bastante difícil contrastar si las dependencias son compatibles, al tiempo que a ciertos les resulta bastante difícil sostenerse al día con las dependencias instaladas por los administradores de bultos.

Para el empaque, una de cada diez organizaciones no emplea herramientas, al tiempo que 2 tercios utilizan múltiples herramientas, lo que solo aumenta la dificultad del proceso. Y si bien la mayor parte (sesenta y cinco%) tiene por lo menos un equipo responsable de empaquetar software libre, ciertos tienen hasta 5 equipos.

En la mayor parte de las organizaciones, el equipo de seguridad no es el responsable final de validar y aprobar la seguridad del software de código abierto en producción, al tiempo que en una décima una parte de las organizaciones no hay un dueño único.

Tal y como si la situación no fuese suficientemente difícil, más de la mitad (cincuenta y cuatro%) emplea diferentes herramientas de seguridad para OSS que para otro software.

Share This