La disponibilidad generalizada de 5G en el Reino Unido podría verse retrasada por disputas legales entre propietarios, autoridades locales y operadores móviles por el acceso al mobiliario urbano.

Las reformas del Código de Comunicaciones Electrónicas (ECC) apuntaron a reducir el papeleo requerido para el uso de activos como el alumbrado público para desplegar una infraestructura móvil, y los operadores a menudo se quejan del acceso limitado. Altas rentas y un complejo procedimiento de planificación.

Sin embargo, un artículo en The Guardian afirma que el nuevo CCE es demasiado ambiguo con respecto al acceso al mobiliario urbano y que la falta de orientación ha alentado a los operadores a emprender acciones legales si consideran que se asfixian

Despliegue UK 5G

Se ha superado un sistema judicial diseñado para resolver disputas y no es posible una fecha de liquidación antes de 2020. Se argumenta que esto podría provocar demoras de hasta dos años.

Los operadores a menudo se han quejado de la falta de acceso a edificios de gran altura y mobiliario urbano, pero han sido más vocales al acercarse a 5G. La mayor parte del espectro utilizado para alimentar estas redes tiene una gran capacidad pero un corto alcance, lo que significa que los operadores tienen que densificar sus redes con nuevos polos y una micro infraestructura, como celdas pequeñas.

Dado que 5G es una aplicación empresarial crítica, es esencial contar con una red confiable.

BT ha pedido a los gobiernos locales que otorguen acceso al mobiliario urbano de manera justa y equitativa, argumentando que el modelo actual de acuerdos exclusivos está frenando las inversiones y podría ralentizar los despliegues de 5G.

De acuerdo con el modelo actual, los operadores móviles tienen contratos con las autoridades locales para obtener derechos exclusivos para desplegar micro-infraestructuras, como celdas pequeñas, en muebles como farolas y refugios de autobuses.

Cualquier otro operador que desee utilizar estos activos debe pagar una tarifa mayorista al titular de los derechos exclusivos. BT está dispuesta a renunciar al nuevo acuerdo exclusivo establecido para facilitar el cambio y cree que las juntas deberían cobrar una tarifa plana de "bajo costo" a cualquier operador que desee acceder a Internet.

A través del cuidador

Share This
A %d blogueros les gusta esto: