RebajasTOP. 1
Lightroom Revolution: Fotografía de Alta Calidad (Photoclub)
Lightroom Revolution: Fotografía de Alta Calidad (Photoclub)
Mellado, José María (Author)
47,02 EUR

El discute entre Lightroom y Capture One se ha mantenido a lo largo de prácticamente todo el tiempo que existe la fotografía digital, con lo que hemos decidido resolverlo (o bien destacar las diferencias entre los editores de fotografías, por lo menos) en esta comparación en profundidad.

Fue en dos mil seis cuando la comunidad fotográfica se dividió en 2. En un lado de la división del software, Capture One, una aplicación de fotografía todo en uno que ofrece herramientas de catalogación, edición, administración y exportación en un bulto que pueden usar tanto fotógrafos apasionados como profesionales. Por otra parte, Adobe Photoshop Lightroom, una aplicación de fotografía todo en uno que ofrece herramientas de catalogación, edición, administración y exportación en un bulto que pueden usar tanto fotógrafos apasionados como profesionales.

Puede ver el inconveniente. Con las 2 aplicaciones que ofrecen conjuntos afines de herramientas, funciones y desempeño, mas en lugares muy, muy diferentes, la elección entre Capture One y Lightroom siempre y en toda circunstancia ha sido la elección de Sophie. No solo eso, sino en el momento en que se decide por cualquiera de ellos, la transición entre ellos puede ser difícil, lo que quiere decir que aun si toma la resolución incorrecta, podría encontrarse atrapado con un software que verdaderamente no le agrada. .

Merced a Dios por nosotros, pues acá hemos reunido ciertas diferencias más significativas entre las 2 aplicaciones para asistirte. Prosiga leyendo para descubrir qué es lo conveniente para . Por determinado, hay 2 versiones de Lightroom en estos días; acá hablamos de Lightroom Classic.

¿Qué son Lightroom y Capture One?

En sus respectivos corazones, Lightroom y Capture One están destinados a ser ventanas únicas para sus imágenes, desde la ingesta (en otras palabras, la importación de una imagen a su computadora) hasta la exportación.

Esto quiere decir que hacen un tanto de todo: unir sus imágenes en una práctica aplicación a fin de que jamás más deba preocuparse por la estructura de sus carpetitas, mas asimismo le deja refinar y robustecer su organización añadiendo palabras clave y leyendas que se pueden buscar.

Lightroom y Capture One asimismo dejan una edición muy profunda; los dos han agregado complejas herramientas de gradación de color en los últimos tiempos y los dos pueden efectuar labores como corregir colores, recortar, suprimir máculas de polvo y nitidez. De forma útil, los dos pueden aplicar ajustes a un conjunto de imágenes con un solo click, lo que le deja escoger un estilo para sus fotografías sin efectuar afanosamente exactamente las mismas ediciones para cada una.

(Crédito de la imagen: Avenir)

No obstante, las aplicaciones no son intercambiables. Lightroom es una aplicación independiente, mas está libre a un coste accesible como subscripción a Creative Cloud que incluye Photoshop. Quizá por esto, sus herramientas de edición son un tanto menos completas que las de Capture One. Capture One ofrece más herramientas de edición y, por norma general, son más complejas. Es esencial decir que no hay mucho en él, mas si busca un editor de pixeles completo y no desea pasar las imágenes mediante Photoshop, como jamás ya antes, Capture One podría ser el indicado para . precisar. .

Por otra parte, las herramientas de catalogación y busca de Lightroom deben verse para creerse. Si es un fotógrafo con una década de ficheros digitales que suman cien o bien más y está fatigado de buscar sin cesar las miniaturas en la vista del Explorador de Windows o bien en el Finder de Mac, Lightroom revolucionará las cosas. No obstante, no se queda atrás en lo relativo a la edición, y la mayor parte de los fotógrafos apasionados y quizá todos y cada uno de los profesionales editoriales, como muchos fotógrafos comerciales, pueden hallar que hace todo cuanto precisan.

¿Qué puede hacer en Lightroom que no pueda hacer con Capture One?

Comencemos por el principio: importar imágenes. Capture One y Lightroom son aplicaciones de catálogo, lo que le deja importar grandes lotes de imágenes, entonces explorar sus miniaturas, calificar, suprimir, etiquetar y ordenar sobre la marcha. Mas la primordial fortaleza de Capture One es su poderosa editorial; Lightroom es un tanto más polivalente.

Si Lightroom solo incluyese su módulo de catálogo, el coste de entrada todavía valdría la pena. ¿Desea ordenar cien imágenes por la distancia focal a la que fueron tomadas? Terminado. ¿O bien por ISO? Bien. ¿Desea hallar imágenes tomadas a trescientos mm, f / setenta y uno, 1/640 de segundo, etiquetadas como «oso polar» y con 4 o bien más estrellas? Lightroom efectúa un trabajo impresionantemente eficaz al devolver velozmente, al momento y con cierta frecuencia, las imágenes que busca. Nuestra biblioteca de Lightroom recobra ciento treinta imágenes y verdaderamente debes ver el desempeño de busca para creerlo.

Una pantalla de computadora portátil que muestra Lightroom

(Crédito de la imagen: Avenir)

Lightroom asimismo ofrece un aterrizaje tenuemente más suave para los recién llegados. Capture One ofrece una potencia increíble, mas esa potencia de manera frecuente se oculta bajo diálogos y herramientas bastante difíciles con nombres que solo un profesional podría querer. Aunque Lightroom es indudablemente una aplicación poderosa con una curva de aprendizaje aceptable, podría decirse que Capture One ofrece la experiencia menos alcanzable.

Asimismo está la cuestión de un apoyo más extendido. Capture One tiene un ejército de candentes seguidores, mas Lightroom es probablemente el más popular. Esto significa una mejor selección de ajustes preestablecidos (ficheros de edición con un click para diseñar sus imágenes), complementos y, para aquellos que todavía aprenden, tutoriales de YouTube. Capture One no es de ninguna forma sin soporte, mas si busca un tanto de ayuda, la curva de aprendizaje menos profunda de Lightroom y la creciente cantidad de tutoriales efectivamente cuentan como una ventaja.

Por último, está la integración de Photoshop. Como era de aguardar, Photoshop y Lightroom son amigos cercanos: no solo puede abrir una imagen editada en el abuelo de las aplicaciones de edición; asimismo puede abrir una imagen como un objeto inteligente, lo que quiere decir que cualquier cambio que haya aplicado en Lightroom va a ser editable en Photoshop. Hay una angosta integración que deja sesiones de edición en profundidad sin perder ninguno de las ventajas organizativos de Lightroom.

¿En qué momento debería usar Capture One en vez de Lightroom?

Si está usando Lightroom y Photoshop en conjunto, no hay prácticamente nada que no pueda hacer con una imagen. Si quiere sostener su edición rigurosamente en una aplicación, deseará continuar con Capture One, que tiene capacidades de edición todavía más completas que Lightroom.

Hay capas, por una parte. A Lightroom le faltaba velocidad en su busca de velocidad, mas había pasado un buen tiempo desde el instante en que recordamos haber efectuado una sesión que no contenía por lo menos una imagen con doce de capas. Las capas de Capture One no marchan igual que en Photoshop, mas son un tanto más potentes que las de Lightroom, una buena solución media, por de esta manera decirlo.

Si utiliza los pinceles Clonar o bien Corregir en Capture One, se crea una nueva capa que se puede activar o bien desactivar, o bien a la que se aplican diferentes cantidades de opacidad. Realmente, el efecto real que puede conseguir es muy afín al empleo de un pincel de clonación en Lightroom; posiblemente no consiga una capa totalmente nueva con Lightroom, mas siempre y en toda circunstancia puede ajustar la opacidad de su pincel. ‘Un pincel tras una modificación. Es afín, mas Capture One es probablemente el enfoque más «profesional».

Una pantalla de computadora portátil que muestra el software de edición de fotografías Capture One

(Crédito de la imagen: Avenir)

Asimismo consigues capas de ajuste en Capture One, que marchan igual que Photoshop: crea una capa de ajuste y ajusta los controles deslizantes en ella, entonces puedes disfrazar tus efectos con un pincel, de la misma manera que en Photoshop. En contraste a Photoshop, no puede mudar el modo perfecto de fusión de una máscara, mas las capas no son perceptibles en Lightroom, lo que es una enorme ventaja.

Aunque distinguir las diferencias en las herramientas de edición de Capture One puede empezar a parecerse un tanto a un corte de pelo, está claro que el flujo de trabajo en el set es superior a Lightroom. Se habla por los codos de la capacidad de conexión de Capture One: solo grabamos nuestro equipo Canon mientras que estábamos conectados en Lightroom y no tenemos protestas, mas existen muchas trivialidades sobre que Lightroom deja atrás la caída de las cámaras a lo largo de la grabación.

Asimismo está la fenomenal aplicación Capture Pilot de Capture One, que le deja tomar fotografías conectado a una computadora mientras que manda simultáneamente las imágenes capturadas a una tableta. Es un sueño absoluto si eres un profesional en un set en el que tienes a tu usuario, mas no deseas que todos estén agrupados cerca de tu computadora portátil.

Otra gran ventaja para los profesionales es la función de anotaciones de Capture One, que le deja dibujar sobre una imagen, lo que le deja anotar unas partes de la imagen para su referencia o bien, mientras que exporta, incluir sus anotaciones en una capa separada, útil si ingiera solo imágenes de una toma, ya antes de mandarlas a un retocador para los toques finales.

Lightroom vs Capture One: ¿cuál ofrece la mejor relación calidad precio?

Esta es una pregunta complicada: si eres un profesional, la aplicación más ventajosa es la que te ofrece el mejor equilibrio entre velocidad (qué tan veloz puedes entrar y salir de tu computadora), calidad (qué tan bien puedes para conseguir tus fotografías al final) y el costo. Si eres un apasionado, el costo es probablemente un factor más esencial.

Si no quiere estar casado con una subscripción, Capture One es la única opción. Lightroom no ha estado libre con una licencia perpetua (en otras palabras, un pago único) a lo largo de años. No obstante, las licencias perpetuas de Capture One no son económicas y los costes del software por norma general son confusos.

Por poner un ejemplo, si tiene una cámara Canon, precisará Capture One Pro, que le va a costar € doscientos noventa y nueve / € doscientos noventa y nueve por sí mismo, o bien € diecinueve / € quince al mes como subscripción, toda vez que adquiera una Subscripción con un año de anticipación. Mas si tiene una cámara Nikon, Sony o bien Fuji, puede decantarse por Capture One (para Nikon / Sony / Fuji), que solo va a costar € ciento noventa y nueve / € ciento noventa y nueve separadamente, o bien € catorce / € doce y cuarenta y dos al mes, asumiendo de nuevo compras un año de antemano. Si cambia de cámara a lo largo de su subscripción, siempre y en toda circunstancia puede desactivar la versión de Capture One concreta para su cámara y reactivarla para una marca diferente de cámara.

Dos computadoras portátiles que muestran el software de edición Lightroom y Capture One sobre un fondo verde

(Crédito de la imagen: Avenir)

Suponiendo que esté feliz de deshacerse de ciertas herramientas de edición, o bien que no le importe …

Share This