Virgin Media O2 probó banda ancha de fibra de dos con dos Gbps en Edimburgo y Birmingham usando su red de cable existente.

La tasa de transmisión alcanzada es el doble que la de las velocidades más veloces libres de manera comercial de la compañía de uno con trece Gbps y cuarenta y tres veces el promedio nacional.

La compañía se compromete a incorporar conectividad gigabit en sus quince con cinco millones de hogares para fines de dos mil veintiuno y ya ha alcanzado los doce con ocho millones.

Esta prueba de término prueba la naturaleza escalable de su red y de qué manera puede administrar actualizaciones de velocidad sin la necesidad de grandes trabajos de construcción.

«Tenemos la misión de actualizar el R. Unido y nuestra inversión continua en internet ayuda a asegurar que nuestra infraestructura no solo sea capaz para el día de hoy, sino más bien asimismo para el futuro», afirmó Jeanie York, CTO de Virgin Media O2.

“Como el distribuidor de banda ancha gigabit más grande del R. Unido, siempre y en todo momento procuramos llegar más lejos y más veloz. Con nuestra última prueba de múltiples gigabits en Birmingham y Edimburgo, ponemos en acción este compromiso con la innovación, probando el auténtico poder de nuestra red y preparándonos para la tecnología del mañana.

En el momento en que se complete esta actualización actual, Virgin Media O2 planea ir todavía más lejos con una inversión de € diez mil millones a lo largo de 5 años. Para el dos mil veintiocho, toda la red Virgin Media O2 va a estar impulsada por la tecnología Fiber-to-the-Premise (FTTP) que podría aceptar velocidades de carga y descarga «simétricas» de diez Gbps.

El hecho de que su red esté totalmente encamisada quiere decir que la instalación de fibra habría de ser más simple y más rentable que implementaciones afines.

El CEO Lutz Schüler expresó previamente su deseo de hacer de Virgin Media O2 un auténtico reto coincidente para BT-EE, capaz de ofrecer servicios que combinan 5G y fibra para una conectividad perfecta.

Share This