Metroid Dread es la definición misma de refinamiento. En las últimas décadas, Nintendo ha mejorado gradualmente sobre la base sólida establecida por la primera entrada de la serie en mil novecientos ochenta y seis, y en su mayoría ha funcionado.

Metroid Dread semeja la culminación de todo cuanto aguardamos. Samus empieza su misión errada en un planeta alienígena hostil y enrevesado, privado de sus habilidades esenciales. Deberás explorar el nuevo hogar temporal de Samus, consiguiendo bonificaciones y nuevas armas sobre la marcha que te dejarán acceder gradualmente a nuevas áreas que ya antes eran inalcanzables.

Conforme medra tu arsenal, aparecen nuevas posibilidades de juego. Vas a poder convertirte en una bala que te dejará atravesar espacios reducidos, eludir provisionalmente la detección activando una habilidad única llamada Phantom Cloak y subsistir en tiempos más duros. Mas es una subida lenta y incesante hasta el momento en que alcanzas la cima del potencial de Samus, y te espera una cima familiar.

  • Metroid Dread en Best Buy por € 59.99

Precio y data de lanzamiento de Metroid Dread

Espaciado

Terror Metroid

(Crédito de la imagen: Nintendo)

Tras percibir un mensaje de vídeo ignoto del planeta ZDR, el cazarrecompensas Samus Labran se embarca en una nueva misión para descubrir la fuente de la transmisión. Al llegar, no obstante, de forma rápida resulta que Samus ha sido atraído al planeta por un contrincante excelente.

Samus apenas subsiste a su confrontación con esta nueva y enigmática amenaza y por último se halla atrapado en las profundidades del enrevesado planeta del planeta. Para empeorar las cosas, asimismo perdió sus habilidades.

Mas esa no es la única mala nueva para nuestro protagonista. No solamente se encara a una enorme posibilidad de volver a su navío con vida, sino asimismo se encara a un nuevo y espantoso contrincante conocido como EMMI.

Previamente controlados por la Federación, los EMMI son robots de investigación diseñados para apresar muestras de campo y extraer su ADN. Son impresionantemente móviles y están bien protegidos merced a su armadura hecha de la substancia más resistente del cosmos. Mas ahora se han transformado en matones.

Robot-corriendo

Terror Metroid

(Crédito de la imagen: Nintendo)

Estas amenazas mecánicas avizoran las muchas áreas enrevesadas del planeta ZDR y procurarán activamente a Samus si ingresa a una de sus áreas de patrulla. Si EMMI lo advierte, su única posibilidad de supervivencia es salir de allá. Si te capturan, vas a tener 2 fracciones de segundo para escapar, mas por norma general concluye en muerte instantánea.

Los EMMI son invulnerables a los ataques de Samus, aun cuando consigues nuevas habilidades, y solo puedes ser derrotado cuando consigues la mejora Omega Blaster: un arma temporal y poderosa capaz de destruir el EMMI.

Cuando tenga el Omega Blaster a mano, puede fundir el protector facial blindado EMMI por medio de una lluvia de balas de plasma y exponer su punto enclenque. Carga el Omega Blaster, que cambia la perspectiva del jugador a una vista de cámara sobre el hombro, y puedes detener la invasión de EMMI de manera permanente. Bueno, cuando menos uno de ellos.

Escapar del EMMI es un entretenido giro en la fórmula frecuente del juego, y Samus tiene múltiples formas de escapar de ellos, como la Capa Espectro, que le deja volverse invisible por un corto tiempo. El EMMI se vuelve menos amenazante en el momento en que te capturan y te lanzan múltiples veces a la pantalla ‘Game Over’, mas el juego sería considerablemente más enclenque sin su inclusión.

Derrotar al EMMI es una labor precisa si Samus desea llegar a su nave seguramente, mas asimismo deberás investigar nuevas habilidades y mejoras en las muchas habitaciones y múltiples biomas del planeta ZDR. Una vez logradas, las bonificaciones y habilidades concretas pueden asistirlo a llegar a áreas anteriormente inalcanzables. Volver, etiquetar su tarjeta y buscar secretos son una parte del proceso. Deberás recorrer todos y cada uno de los rincones en pos de mejoras de misiles y tanques de energía y, en último término, buscar habilidades que puedan asistirte a prosperar.

Reconstruir mejor

Terror Metroid

(Crédito de la imagen: Nintendo)

«Cuando todo se junta, Metroid Dread puede ser impresionantemente gratificante».

Si bien Samus es parcialmente enclenque al comienzo, aún sacude su frecuente y fiable Arm Cannon. No obstante, asimismo tiene ciertos trucos nuevos en su bolso que te hacen considerablemente más poderoso al comienzo. Asimismo asisten a que la riña sea más receptiva y fluida.

Primeramente, nuestra intrépida heroína ahora puede arrastrarse bajo pequeños orificios y bajo los contrincantes sin reducir la velocidad. Asimismo puede contrarrestar cuerpo a cuerpo determinados ataques entrantes, señalados por un destello amarillo refulgente. Escoge el instante conveniente y destruirás a tus contrincantes. Contraatacar jamás deja de hacerte sentir como un rudo, y es una habilidad vital que aprender para ciertas riñas de jefes más bastante difíciles más adelante.

Hablando de eso, los jefes de Metroid Dread son duros. Esté listo para fallecer varias veces hasta el momento en que entienda sus patrones de ataque, en tanto que ingresar al gung ho por norma general acabará en una muerte veloz. El juego asimismo presenta ciertos instantes cinematográficos al estilo de God of War en los que vemos a Samus flexionando sus habilidades de lucha, y efectivamente es muy entretenido de ver.

Samus asimismo puede disparar sus armas en cualquier ángulo en Metroid Dread, dándote considerablemente más control que en títulos precedentes donde apuntar se limitaba rigurosamente a diagonales y disparar cara adelante. Conforme avanza el juego, deberás mudar entre diferentes géneros de armas y habilidades para hacer en frente de retos concretos que se aproximan, como contrincantes más excelentes y espacios abiertos por los que debes navegar.

Cuando todo se junta, Metroid Dread puede ser impresionantemente gratificante. Mas esos instantes son extraños, en tanto que una gran parte del juego se dedica a superar el próximo obstáculo usando la herramienta conveniente para el trabajo.

Tampoco es extraño perderse en el planeta de manera deliberada complejo del juego o bien no saber a qué lugar ir ahora. Se pueden poner marcadores para marcar puntos de interés concretos, mas muchos teletransportadores en el juego solo dejan viajar para acotar áreas de cada submundo. Cuando estás atrapado corriendo por exactamente las mismas habitaciones y te hallas con exactamente los mismos contrincantes mientras que buscas esa habitación que olvidaste repasar, puede ser impresionantemente frustrante.

Los tiempos de carga asimismo son un pequeño punto de discordia. No hay carga mientras que viajas por cada submundo, mas súbete a un teletransportador y puedes aguardar cuando menos 20 segundos antes de reanudar la acción. Puede que no parezca gran cosa, pero se suma rápidamente, especialmente si se encuentra yendo y viniendo.

No configure sus phasers para aturdir

Terror Metroid

(Crédito de la imagen: Nintendo)

Tan magníficamente pulido y refinado como es, Metroid Dread hace que la serie se sienta como si hubiera llegado a un punto de inflexión. Sí, es bueno volver a jugar otro juego de Metroid dos5D de desplazamiento lateral (si bien Metroid: Samus Returns para Nintendo 3DS probablemente cumplió ese deseo en dos mil diecisiete). Mas es bastante difícil no sentir más que un pellizco de decepción por el hecho de que nada ha alterado esencialmente desde aquellos días felices cuando pisamos por vez primera Planet Zebes en el sistema de entretenimiento de Nintendo.

Eso no desea decir que el ciclo de juego satisfactorio de Metroid esté roto, en sí. Títulos ovacionados por la crítica como Hollow Knight, Batman: Arkham Knight y Ori and the Will of the Wisps han seguido de manera exitosa el plan de “Metroidvania” para triunfar. El inconveniente es que estos títulos han hecho considerablemente más para hacer avanzar el género en conjunto que el cazarrecompensas preferido de todos en los últimos tiempos.

No obstante, Metroid Dread puede provocar exactamente el mismo género de reacción que The Legend of Zelda: Skyward Sword hizo para muchos jugadores: que la serie por último requiere una reinvención del tipo Breath of the Wild. Quizá esto sea algo que dará Metroid Prime cuatro.

No obstante, si estás de humor para un nuevo título tradicional de Metroid con ciertos giros agradables, Metroid Dread no te defraudó. Para aquellos que están hartos de recauchar en un terreno familiar, modere sus esperanzas en consecuencia.

Las mejores ofertas de Metroid Dread de el día de hoy

Resenas de Metroid Dread LaComparacion

Share This