La Sony A7 IV es una de las cámaras más aguardadas de los últimos tiempos, y ahora que ha llegado la cámara de fotograma completo, queda bastante claro por qué razón. Sobre el papel, se concreta como de las mejores cámaras sin espéculo que puedes adquirir. (¿Deseas ir de forma directa a nuestras primeras impresiones? Dirígete a nuestra revisión práctica de Sony A7 IV).

La A7 IV es la sucesora de la Sony A7 III, una cámara que llegó en el tercer mes del año de dos mil dieciocho y cambió inmediatamente nuestras esperanzas para las cámaras de fotograma completo de nivel de entrada. La mala nueva es que el A7 IV va a ser más costoso que su precursor, con un costo de € dos,499 / € dos,400 / AU € cuatro,299 (solo el cuerpo) cuando esté libre desde diciembre (o bien finales de noviembre en Australia). Mas sus nuevas gominolas bien podrían justificar este incremento de coste del veinte al treinta% en comparación con el A7 III.

¿Entonces que hay nuevamente? El A7 IV trae 6 mejoras primordiales. Primero, tiene un nuevo sensor de fotograma completo de treinta y tres MP, en comparación con los veinticuatro MP del A7 III. Sony afirma que el rango activo no cambia en quince paradas, mas conseguirá mejores detalles con una buena iluminación ISO baja. Esta resolución auxiliar asimismo habría de ser una bendición para aquellos a quienes les agrada recortar sus fotografías.

Al lado de este nuevo sensor hay un nuevo procesador Bionz XR, exactamente el mismo que el del Sony A1 de ultra alta gama. Cela améliore considérablement les pouvoirs de prise de vue en rafale de l’A7 IV – non pas en termes de vitesse d’images par seconde (c’est toujours un maximum de diez images par seconde), mais plutôt pour la mémoire tampon de l ‘cámara. Al grabar ficheros RAW sin comprimir, puede crear una increíble cantidad de ochocientos veintiocho imágenes al unísono usando una tarjeta CFexpress Tipo A.

El visor electrónico y la pantalla trasera del A7 IV asimismo se han mejorado respecto al A7 III. Ahora tiene un visor de tres,69 millones de puntos (en comparación con el visor de dos,36 millones de puntos de su precursor) y una pantalla de ángulo variable de tres pulgadas, lo que quiere decir que puede virar para mirar cara la dirección en la que fotografía.

Probablemente este último sea popular entre los filmadores de vídeo, y Sony asimismo ha amontonado otros beneficios para los cineastas. Hay un nuevo modo 4K / 60p, si bien desafortunadamente solo está libre en el modo perfecto ‘Super 35’ recortado (que emplea un área de sensor afín a un sensor APS-C).

Todavía de este modo, puede grabar vídeos de 4K / 30p usando el ancho completo del sensor (sobremuestreado en comparación con la resolución de 7K) y el A7 IV da el salto al muestreo de color de diez bits 4: dos: 2, lo que le ofrece un margen de edición considerablemente mayor que el A7 III de ocho bits.

Imagen 1 de tres

(Crédito de la imagen: Futuro) Imagen dos de tres

La placa superior de la cámara Sony A7 IV

(Crédito de la imagen: Futuro) Imagen tres de tres

La pantalla trasera del Sony A7 IV muestra una foto de gansos canadienses

(Crédito de la imagen: Avenir)

La quinta mejora del A7 III es el desempeño del enfoque automático. El A7 IV cuenta con el último sistema AF de Sony, lo que significa seguimiento de AF ocular en tiempo real para humanos, animales y aves. Mas la mejora vital es que todos estos modos asimismo están libres al grabar vídeos. Asimismo consigues nuevas ayudas para el enfoque, incluyendo el «mapa de enfoque» (una cuadrícula de bloques de colores que muestran qué unas partes de tu marco están enfocadas).

Por último, el A7 IV tiene una conectividad mucho mejor en comparación con el A7 III. Su puerto USB-C tiene el doble del ancho de banda del conector que su precursor, y ahora hay una conexión Wi-Fi de cinco GHz para compartir fotografías más veloz con su teléfono. Añada la zapata de múltiples interfaces de Sony (para nutrir micrófonos externos como el Sony XLR-K3M) y conseguirá un dispositivo todo terreno muy contundente para fotografías y vídeos.

Como descubrimos, todos estos extras aumentaron el coste del Sony A7 IV a € dos,499 / € dos,400 / AU € cuatro,299 (solo el cuerpo). Entonces, si bien el A7 IV prosigue siendo la opción «base» para la gama Alpha de fotograma completo de Sony, su coste ahora lo empuja mucho alén de esa descripción.

Análisis: el A7 IV está a la altura de las expectativas

La parte frontal de la cámara Sony A7 IV muestra la protuberancia del visor

(Crédito de la imagen: Avenir)

Si piensas en adquirir una cámara sin espéculo de fotograma completo, seguramente has estado aguardando la llegada de la Sony A7 IV. Ahora acá está, ¿es verdaderamente la opción mejor a este coste?

Aunque no podemos estar totalmente seguros hasta el momento en que hayamos probado totalmente el nuevo A7 todoterreno de Sony, efectivamente es una opción alternativa muy sólida a las opciones actuales de Canon, Nikon y Panasonic.

Por el coste, aún pensamos que la Nikon Z5, la Panasonic S5 y la Sony A7 III (que con suerte van a ver caídas de costes) prosiguen siendo buenas opciones de fotograma completo. Asimismo proseguimos siendo entusiastas de la Fujifilm X-T4, pese a su sensor APS-C más pequeño. Mas cuando pasa al siguiente rango de costes, el Sony A7 IV claramente es más que un contrincante para el Canon EOS R6.

Lástima que el A7 IV no se acerque un tanto más al coste de su precursor. No obstante, si se tienen presente sus nuevos sensores, procesador, pantalla, EVF, autofocus y potencias de vídeo, la subida de coste no semeja excesiva. La Canon EOS R6 ofrece un conjunto de peculiaridades equiparable por € dos,499 / € dos,499 / AU € cuatro,499, mas la resolución de treinta y tres MP de la A7 IV (en comparación con el sensor de veinte.1 MP de la EOS R6) bien puede volcarlo para los fotógrafos.

En último término, su resolución seguramente va a depender del género de fotografías y vídeos que tome. Si su potencia de imagen es suficientemente variada, entonces la Sony A7 IV y la montura Y también son una buena opción, puesto que ofrecen una extensa gama de peculiaridades y lentes para amoldarse a la mayor parte de las situaciones.

Si eso justifica o bien no el incremento trágico en los costes de las opciones de fotograma completo de nivel de entrada de el día de hoy, como la Nikon Z5, Nikon Z6 II o bien Sony A7 III, es una cosa que descubriremos prontísimo en nuestra revisión completa.

Share This