Divulgación: Los distribuidores enumerados son clientes del servicio del autor.

Microsoft DOS y después Windows han sufrido múltiples cambios durante los años. Cuando Windows llegó por vez primera, era un shell de interfaz de usuario (UI) encima de DOS. Entonces, Windows noventa y cinco absorbió DOS para crear algo nuevo, mas no incluyó seguridad. Windows ocho procuró absorber la experiencia del teléfono inteligente, falló, mas fundamentalmente dejó obsoleto el software antivirus de terceros.

Windows diez llevó la seguridad un paso más allí (y también incorporó un mejor asistente digital, Cortana, que realmente pocas personas han utilizado). Y ahora, con Windows once, Microsoft ha empezado a integrar la seguridad del hardware sin integrar el firmware de la computador (BIOS). Debido a inconvenientes con el cambio a Windows once, creo que la próxima integración va a ser BIOS.

Exploremos por qué razón.

Nadie desea preocuparse por el firmware de la PC

La BIOS no es una cosa que toque un usuario habitual. Hasta el momento, si deseaba progresar el desempeño de su computador y usar sus funciones de seguridad de hardware, debía conformarse con BIOS. Prosigo teniendo inconvenientes para descubrir cuánto tiempo me llevó descubrir por qué razón no pude instalar Windows once en múltiples máquinas. El sistema operativo no reconocería el TPM veinte reservado en la estación de trabajo AMD, mas reconocería el firmware TPM y después se cargaría. Ni tan siquiera podía hacer que la Interfaz de firmware extensible unificada (UEFI) funcionara en otra máquina AMD sin entrar en un ciclo de BIOS donde el sistema se negaría a arrancar. La máquina Intel ofrecía una alternativa dTPM, si bien no había TPM en la placa madre, y fTPM se llamaba PTT (Platform Trust Technology) en la estación de trabajo Intel.

Ya antes de Windows once, instalar Windows diez en una nueva computador era sorprendentemente fácil; Se precisaron semanas de investigación para descubrir por qué razón Windows once era más conflictivo, un esmero que acabó con el cierre de AMD. Solo tenía 6 meses.

En la actualidad, generalmente puede actualizar su BIOS desde Windows y, con las utilidades de Intel y AMD, puede efectuar cambios a fin de que el sistema operativo asimismo pueda comunicarse con él y supervisarlo. Puede ver lo complicado que puede resultar todo esto para quien solo desea actualizar Windows.

Soy un usuario técnico y ni tan siquiera deseo preocuparme por la BIOS. Tampoco los usuarios más tradicionales o bien los administradores de TI.

Beneficios del BIOS integrado en el sistema operativo

El beneficio significativa acá sería tener un solo panel de control que maneja todas y cada una de las configuraciones de la computador en vez de 2 de esas malditas cosas (con solo una libre a lo largo del arranque). Conforme avanzamos cara una administración central poco a poco más beligerante de las computador, una mayor integración entre BIOS y Windows debería progresar el control y la administración recónditos, y progresar nuestra capacidad para diagnosticar inconvenientes de forma recóndita sin que el usuario intervenga.

Asimismo puede tener una utilidad de sistema operativo incorporada que optima de manera automática la configuración del BIOS; el sistema operativo ya sabe qué hardware tiene, con lo que asimismo podría dar el próximo paso y aconsejarlo sobre de qué forma progresar el desempeño o bien la seguridad; Lo mejor es que debería optimar de manera automática su hardware en segundo plano, dándole acceso a más funciones de hardware que ha comprado.

Por último, Microsoft iría un paso más allí para asegurar una buena experiencia de usuario al actualizar suprimiendo los inconvenientes que muchos de nosotros hemos tenido con Windows once.

No aguardemos a Windows 12

Microsoft ha tomado poco a poco más control sobre la experiencia del usuario a lo largo del tiempo. Empezó con muy poco; un OEM podría aun administrar la interfaz de usuario en la década de mil novecientos noventa. En la actualidad, Microsoft controla la mayor parte de los aspectos de la experiencia del usuario de la computador, con la salvedad del BIOS.

Esta falta de control hizo que múltiples revisiones iniciales de Windows once se volviesen negativas y creó una frustración notable entre los usuarios. Espero que el siguiente paso de la compañía sea integrar mejor el sistema operativo con el BIOS para progresar la experiencia del usuario, aun dándoles a los usuarios un control más sólido sobre el desempeño de su computador desde Windows.

Esta clase de cambio tampoco debe aguardar a Windows doce. Mejoraría enormemente la experiencia inicial de actualización de Windows once y seguramente mejoraría la administración y el control centralizados de Windows para los distribuidores de servicios de TI o bien computador.

<p>Copyright © dos mil veintiuno IDG Communications, Inc.</p>

Share This